Opinión
Ver día anteriorSábado 5 de diciembre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Los de abajo

Ostula: lucha incansable

Gloria Muñoz Ramírez
U

n verdadero movimiento social jamás olvida a sus muertos, no deja de buscar a sus desaparecidos y lucha incansablemente por la libertad de sus presos políticos. Las reivindicaciones de la comunidad nahua de Ostula no son nuevas. Defender su territorio de las complicidades entre gobiernos, trasnacionales y delincuencia organizada ha costado la vida a 34 comuneros y la desaparición de otros seis en los últimos cuatro años, además del encarcelamiento de Cemeí Verdía Zepeda, comandante de la policía comunitaria de esa localidad del litoral del Pacífico michocano.

La nula voluntad gubernamental, la falta de cumplimiento a los compromisos contraídos con la asamblea de este pueblo organizado, los lleva a reiniciar medidas de presión encaminadas a lograr la libertad inmediata e incondicional de Verdía, preso desde el 19 de julio de 2015; la cancelación de las órdenes de aprehensión contra otros policías comunitarios y autodefensas de la región; la desmilitarización de la Costa-Sierra de Michoacán; castigo a los policías y militares que asesinaron a un niño, hirieron a comuneros y destruyeron los bienes comunales, con la respectiva reparación del daño; aprehensión de El Lico y El Chacal, jefes del cártel templario, la desarticulación política y económica de esta célula criminal; y por supuesto, presentación con vida de sus desaparecidos y castigo a los culpables de los comuneros asesinados. Los procesos de autodefensas en Michoacán unen fuerzas y unifican estrategias. Policías comunitarias de Aquila, Coahuayana, Chinicuila y Coalcomán exigen respeto a su organización y alto a la creación de grupos de choque. La policía comunitaria de Ostula, reivindicada desde la recuperación de sus tierras en 2009 bajo un proceso asambleario, advierte ahora que sus acciones crecerán si no se da respuesta satisfactoria a sus demandas de justicia. El pasado 1º de diciembre tomaron la carretera federal 200 y 250 comuneros se trasladaron a Morelia para exigir la libertad inmediata de su comandante. Los comuneros de la región de la Costa-Sierra de Michoacán no han parado de denunciar las operaciones en sus tierras del cártel de los Caballeros templarios que, aseguran, se mueve con la complicidad de funcionarios corruptos. Una demanda más es el esclarecimiento de la muerte de Hedilberto Reyes, de 12 años, asesinado el pasado 19 de julio, por miembros del Ejército durante una manifestación en Ixtapilla. Hoy los habitantes de la costa nahua de Michoacán llaman a la solidaridad. Su lucha es también por el alto a la guerra de exterminio contra los pueblos originarios, por el respeto a las comunidades zapatistas y por el fin de paramilitarismo.