Sociedad y Justicia
Ver día anteriorSábado 12 de diciembre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Con el incremento de 4.2%, se fija en todo el país en 73 pesos con 4 centavos

Define Conasami un aumento de sólo 2.94 pesos al salario mínimo

La IP aceptó que fuera superior a la inflación proyectada para 2016 por el respaldo en productividad

Fabiola Martínez
 
Periódico La Jornada
Sábado 12 de diciembre de 2015, p. 33

La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) decidió un aumento de 4.2 por ciento para esta percepción. A partir del 1º de enero próximo, el minisalario será en todo el país de 73 pesos con cuatro centavos al día, es decir, un incremento de 2.94 pesos por jornada respecto del nivel actual de 70.10.

El consejo de representantes de la Conasami determinó el incremento con base en la inflación de este año, estimada por el Banco de México en 2 por ciento. El titular de la comisión, Basilio González Núñez, sostuvo que el minisalario tendrá, al cierre de 2015, una recuperación en términos reales de 4.39 por ciento.

Para 2016, con una previsión inflacionaria de 3 por ciento, avanzará la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores, según cálculos oficiales. Sin embargo, el funcionario reconoció que las proyecciones macroeconómicas están sujetas a múltiples factores que pueden modificarlas.

El consejo de representantes consideró que con la resolución tomada ayer por unanimidad (de la misma manera que en los 13 años recientes) el salario mínimo real tendrá, al finalizar los primeros 37 meses de la actual administración, una recuperación de 4.26 por ciento, la más alta para un periodo similar en las últimas siete administraciones.

Los realmente pobres son los desempleados

Yo le diría a la clase trabajadora que los realmente pobres de México son aquellos que no tienen empleo. La pregunta básica entonces es para quienes no tienen empleo por periodos largos: ¿qué preferiría, un salario mínimo o no seguir teniendo empleo?, planteó González Núñez, en conferencia de prensa posterior al anuncio.

Como en otros años, subrayó que la recuperación del poder adquisitivo se relaciona con múltiples y variados factores: el precio del petróleo, la política monetaria y las tasas de interés, e incluso los problemas geopolíticos en Medio Oriente y en China.

Igualmente insistió en que el avance del minisalario (desde octubre pasado hay uno solo para todo el país) debe vincularse con la productividad del país.

En México, dijo, un municipio de Chihuahua tiene el salario más alto promedio de cotización, de mil 300 pesos diarios, debido a que ahí se ubica una mina de la que se extrae oro. Sin embargo, por otro lado hay zonas sin producción en las que prácticamente sólo prevalece el salario mínimo.

Tomás Natividad, representante patronal ante la Conasami, dijo que desvincular el salario mínimo de otros factores es un paso histórico y, a la vez, es necesario que éste siga ligado al incremento de la productividad, porque de otra manera se afectará la inflación. Por ello (respaldo en productividad), el sector privado aceptó un incremento superior a la inflación proyectada para 2016, dijo.

La reforma constitucional en materia de indexación del minisalario, señaló González Núñez, es un paso trascendente y una base firme para que la política del salario mínimo pueda transitar sin una de sus principales ataduras y avance hacia la recuperación gradual y sostenida de su poder adquisitivo.

En este contexto fue creada una comisión consultiva para la recuperación gradual y sostenida del salario mínimo y los salarios mínimos profesionales, a fin de definir una nueva política en la materia a partir de la superación de las ataduras que han impedido dar cumplimiento al mandato constitucional, relativo a que debe ser suficiente para cubrir las necesidades básicas de una familia.

El primer paso ya se ha dado con la desindexación; el siguiente debe ser romper la atadura del vínculo no formal entre el incremento del salario mínimo y los incrementos salariales en la contratación colectiva federal y local, señaló.

Dijo que los representantes obrero y patronales se pronunciaron en favor de que las negociaciones contractuales se realicen en amplia libertad, sin tomar como base el aumento al mínimo.

A manera de ejemplo citó los montos de salarios mínimos en algunas profesiones y oficios, a los cuales se aplicará también el aumento al general (4.2 por ciento): un valet parking pasa de 95.25 a 99.25 pesos al día; un empleado de anaquel en tiendas de autoservicio ganará a partir de enero 92.32 pesos al día; un despachador de gasolina, 94.30; un mecánico de automóvil, 110.40; un reportero de prensa diaria impresa, 218.87, y un velador, 94.30 pesos por jornada laboral.