Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 22 de diciembre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Ejemplares protegidos, no son competencia de la delegación

Denuncian ante Profepa muerte de 4 tiburones en zona hotelera de Cancún
Patricia Vázquez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 22 de diciembre de 2015, p. 29

Cancún, QR.

Cuatro tiburones de los seis que habitaban en el tanque del Interactive Aquarium Cancún, en plaza La Isla, de la zona hotelera de Cancún, amanecieron muertos la mañana del domingo; otros dos, entre ellos una hembra preñada, se encuentran en grave estado de salud, informaron representantes de asociaciones civiles.

La presidenta de la Sociedad Protectora de Animales, Sara Rincón Gallardo, dijo que denunció los hechos ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para proceder a la investigación respectiva, pero la delegada Carolina García respondió que ese tema no es de su competencia y sólo ofreció investigar cómo podría ayudar.

Rincón Gallardo sostuvo que se tiene que investigar el caso, no sólo porque se desconocen las causas de la muerte de los tiburones, sino también porque pertenecían a una especie en protección.

Según información proporcionada en las instalaciones de la empresa Delphinus, filial de Vía Delphi, propiedad de Rodrigo Constance Córdova, la mañana del domingo, personal que opera en esa área se percató de que en el tiburonario se encontraban muertos los ejemplares de las especies Toro, Aleta de Cartón, Limón y Puntas Negras del Pacífico.

Sólo sobrevive una pareja de tiburones Gata; la hembra tiene más de cinco meses de embarazo y está muy delicada.

Los tiburones se encontraban albergados en el tanque de 763 mil litros conocido como el tiburonario, donde la empresa promocionaba programas interactivos como Nado con tiburones, Alimenta a un tiburón y Encuentro con tiburones.

Las especies tenían más de 15 años de edad; incluso, algunos estaban en el tanque desde que el acuario abrió sus puertas al público, el 6 de agosto de 2000.

Se desconoce la causa que provocó la muerte de los peces, algunos de más de tres metros de longitud, pero algunas fuentes señalan que todo fue por negligencia de la nueva administración del Grupo Vía Delphi, el cual opera el acuario desde junio de 2014.

Según estas fuentes, los nuevos operadores carecen de los conocimientos y del respaldo técnico necesario para manejar este tipo de instalaciones. Señalaron como probables responsables a las biólogas Lourdes Pazarán Guerra, directora general del Acuario de Cancún, y Xiomara Mota Sifuentes, responsable técnica del área.