Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 22 de diciembre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Preocupa a familiares incertidumbre sobre gastos en el DF

Responsables de ceguera en seis ancianos aún atienden en Quintana Roo, acusan
Carlos Águila Arreola
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 22 de diciembre de 2015, p. 29

Cancún, QR.

Los cinco especialistas en oftalmología que laboraban en la clínica privada Instituto de Salud Visual (Isvi) aún atienden a otros pacientes en la Clínica del Ojo, en el centro de Cancún, denunciaron familiares de los seis ancianos que acudieron al Distrito Federal para ser valorados tras la ceguera que les provocó la bacteria pseudomonas.

Destacaron que los afectados se sienten angustiados por la incertidumbre de sus casos, pues si bien serán atendidos en el Hospital General, nadie les ha explicado quién costeará los gastos de los viajes y las intervenciones quirúrgicas.

Por ejemplo, Natividad Méndez Rayón y José Tomás Pech y Uicab requieren una vitrectomía (cirugía en la que se extrae el vítreo del ojo para sustituirlo con un gas o líquido) en no más de un mes, y nadie les dice cómo le harán, dijeron.

Asimismo, condenaron que en Cancún ningún hospital o especialista quiera hacer esta operación porque el padecimiento de los ancianos es transmisible y contaminaría el quirófano, por lo tendría que someterse a cuarentena.

Respecto de los oftalmólogos que dañaron a los pacientes en el Isvi –aún clausurado–, los familiares de los afectados dijeron que siguen trabajando en la Clínica del Ojo, hospital particular ubicado en avenida Bonampak, frente a la Plaza de Toros de Cancún, según información proporcionada por personal administrativo del Isvi.

Los doctores Juan Pablo Olivares de Amparán, Jonathan Nowenberg Sáinz, Omar Honerlage Ceniceros, Blanca Figueroa Magaña y Patricia Amezquita García siguen operando en la Clínica del Ojo, dijeron.

Sobre la demanda en la Procuraduría de Justicia, indicaron que dos de los ancianos que viajaron al DF manifestaron que no harán nada, porque quedaron satisfechos después de que la bacteria fue controlada, pero los otros cuatro sí presentarán la denuncia en cuanto mejoren.

De los otros 21 pacientes que habrían sido afectados, oriundos de la zona maya de Lázaro Cárdenas, hasta el momento se desconoce su estado de salud, aunque el gobernador y las autoridades dicen que están bien.