Política
Ver día anteriorMartes 12 de enero de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Sostiene que la injerencia de instancias gubernamentales está desgarrando al partido

Dimite Basave a la dirigencia del PRD; las alianzas se deciden en Bucareli, acusa

Confiesa que no pudo construir un movimiento de opinión pública para confrontar a tribus

Matilde Pérez U.
 
Periódico La Jornada
Martes 12 de enero de 2016, p. 13

El dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Agustín Basave, presentó su renuncia al presidente del Consejo Nacional del partido, Ángel Ávila Romero, y le solicitó convoque al consejo nacional para que se nombre a su sustituto. En carta de dimisión acusa a diversas corrientes –no especifica cuáles– de estar sujetas al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y al gobierno, y que las decisiones de las alianzas se toman en Bucareli.

En la misiva, Basave asevera que no renuncia a su militancia en el partido, porque mantiene su esperanza de hacer de éste la opción de izquierda social demócrata que México necesita.

Luego de que durante este lunes los integrantes de las diversas corrientes se opusieron a la alianza del partido con el Partido Acción Nacional (PAN) en ocho estados, como propuso el diputado con licencia, Basave expuso: Sabía del tamaño de nuestra militancia, de la convicción y esperanza de millones de afiliados y de la sed de liderazgo con nuevo rumbo y de la urgencia de que el país contara con un partido de izquierda socialdemócrata, eficiente y combatiente de la desigualdad y de la corrupción, pero no había medido las enormes animadversiones tribales, asentó.

En la misiva que entregó la tarde de ayer, después de que durante varias horas trató de llegar a un acuerdo con las diversas expresiones, a las cuales incluso les presentó la propuesta de llegar a una alianza con el blanquiazul en Puebla, Veracruz, Hidalgo, Tamaulipas, además de los ya aprobados Durango y Zacatecas, Basave denuncia que dentro del partido hay injerencia de diversas instancias gubernamentales, de una lucha por el control interno y por la interlocución del gobierno. Ello, asentó, está desgarrando al PRD.

En el documento de cuatro cuartillas también apunta que sabía que en algún momento tenía que confrontarse con alguna de las corrientes, pero confíe en que tendría tiempo para construir un movimiento de opinión pública que me diera la fuerza necesaria para hacerlo.

Foto
Agustín Basave, el 23 de noviembre pasadoFoto Luis Humberto González

Pero, destaca, la confrontación se precipitó. Asienta que varios de los dirigentes de las corrientes le pidieron un trato preferencia e incluso que se colocara como uno más de sus integrantes, lo cual revela que no hay conciencia de la terrible situación política y económica que vivimos.

Insiste en que no es un error la alianza con el PAN y que las alianzas de amplio espectro, programáticas y de gobierno pueden ser buenas para ambos partidos y sobre todo para la gente de los estados. Sostiene que no es autoritario, puesto que flexibilicé mi propuesta de alianza pasándola de ocho a seis estados, pero no me plegué a los designios de fracciones internas.

ADN: impulsora y obstáculo

Sostiene que es tiempo de retirarse, pero advierte que se ha perdido mucho tiempo en discusiones cupulares y las dirigencias estales están prácticamente paralizadas. Responsabilizó a Alianza Democrática Nacional (ADN) –la expresión que lo impulsó a la dirigencia nacional– de convertirlo en parte del conflicto y de imposibilitarle ejercer su papel de dirigente.

Destaca que aun cuando se quedara le sería imposible continuar, pues su gobernabilidad sería precaria, ya que al menos cinco integrantes del CEN estarían dispuestos a sobornarlo, empezando por el secretario de organización, Camerino Eleazar Márquez Madrid. No estoy dispuesto a presidir a medias al partido y menos a conducirlo al abismo, si el acuerdo de las alianzas no se decide en el seno del PRD, sino en Bucareli, asentó aludiendo a la Secretaría de Gobernación.

Hasta el cierre de esta edición no se había llevado a cabo la reunión del Comité Ejecutivo, en la cual se había previsto la discusión de las alianzas. ADN, IDN, Democracia Social, Foro Nuevo Sol y Vanguardia habían propuesto que en el caso de alianza con el PAN, los candidatos para Oaxaca y Tlaxcala fueran del partido y las de Veracruz y Tamaulipas para el PAN.