Deportes
Ver día anteriorDomingo 17 de enero de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Sus aspiraciones extracancha la dejaron fuera del Mundial de Canadá 2015

No volveré a involucrarme en la política; lo mío es el futbol: Marigol

Estoy desilusionada de esa aventura porque vi cosas que no me agradaron

Quedó huérfana desde pequeña y llevaba dinero a su casa marcando tantos; en un partido llegó a anotar 20

Karla Torrijos
 
Periódico La Jornada
Domingo 17 de enero de 2016, p. 9

Tras un breve retiro de las canchas para incursionar en el ámbito político del país, Maribel Domínguez volvió a calzarse los botines de futbol, ahora con la certeza de que jamás volverá a quitárselos.

A principios del año pasado la jugadora fue invitada a contender por un puesto para diputada federal suplente por el Partido Acción Nacional (PAN) en el distrito seis de Hidalgo, que comprende los municipios de Mineral de la Reforma y Pachuca, su lugar de residencia.

La jugadora aceptó la propuesta sin imaginar que eso provocaría que fuera excluida de la selección femenil mexicana que participó en el Mundial de Canadá 2015, a pesar de ser una de las más experimentadas en torneos internacionales, pues ha disputado dos justas del orbe (Estados Unidos 1999 y Alemania 2011); unos Juegos Olímpicos (Atenas 2004), unos Panamericanos (2011) y tres copas Oro (2000, 2002 y 2006).

Sin embargo, la veterana de 37 años, considerada la máxima exponente del balompié femenil mexicano, se quedó sin Mundial y sin escaño, pues terminó en el tercer lugar de las preferencias de los electores hidalguenses.

A pesar de haber perdido la oportunidad de disputar su tercera Copa del Mundo, Marigol afirmó tajante que no lamenta haber incursionado en esas actividades, pues dijo que durante su campaña pudo ayudar a mucha gente, pero con la misma firmeza aseguró que no volvería a hacerlo.

“Lo de la política fue un malentendido, no que es hayan jugado con mi mente ni nada de eso. Sabía perfectamente a qué le tiraba, pero nunca pensé que ser suplente de una candidata me fuera a alejar del Mundial, en el que tenía expectativas muy altas.

No me arrepiento, porque a final de cuentas también aprendí muchas cosas, expresó la futbolista en entrevista con La Jornada.

La delgada delantera de 1.60 metros de estatura relató que al recibir la propuesta no contaba con alguien que la “orientara en ese sentido y acepté sin saber que yo misma me estaba deshabilitando para la Copa y los Panamericanos… pero creo que también es válido tratar de hacer cosas diferentes en tu vida”.

Consideró que el aprendizaje más importante que obtuvo de esa fugaz experiencia fue conocer cómo se maneja la política, de la cual quedó desilusionada.

La máxima goleadora del Tri femenil, con 75 anotaciones hasta el momento, reveló que durante su campaña electoral ocurrieron cosas que no fueron de su agrado, las cuales no quiso precisar, pero enfatizó que le dieron la certidumbre de no querer regresar al ámbito político del país.

“Cuando no tienes conocimientos previos te ilusionas de muchas cosas, pero conforme transcurre el tiempo encuentras situaciones con las que te quedas sorprendido y te preguntas: ¿por qué está pasando esto?, y es cuando te das cuenta de ciertos asuntos y no quieres ser partícipe de ellos.

“Es en ese momento cuando tomas la decisión de decir: esto no es lo mío, yo no trabajo así, no soy de esa manera. Y vuelvo a decirlo, no me arrepiento, porque eso me ayudó a entender y conocer muchas cosas de ese ámbito, a las cuales obviamente no me prestaría.

Foto
Domínguez, de 37 años, volvió a la selección femenil con el propósito de lograr el pase a Río 2016Foto Jam Media

Ahora, sinceramente y con palabras fuertes digo que no volvería, de plano no, declaró Maribel.

–Si ya sabías a qué le tirabas, ¿por qué decidiste aceptar la propuesta?

–Una de mis razones fue que durante el proyecto hablamos mucho del deporte, de ayudar a los chicos a practicar una disciplina. Estaba la esperanza de que si se ganaba habría mucho apoyo en la disciplina de mi área. Eso fue lo que más me movió.

La atacante, considerada por la FIFA la sexta mejor futbolista de 2006, proviene de una familia humilde de Valle de Chalco. Su padre murió cuando ella tenía 13 años, por lo que a pesar de ser la más pequeña de nueve hermanos también tuvo que ayudar en la manutención del hogar.

El mejor medio que encontró para llevar algo de dinero a su casa fue el futbol.

Su madre, Juliana Castelán, no estaba de acuerdo con que su hija practicara este deporte. Sin embargo, la pequeña se escapaba para ir a los entrenamientos y regresaba con algunas monedas en la bolsa, pues le pagaban cinco pesos por cada gol que metía. Incluso en un partido llegó a anotar 20.

Confiesa que las limitaciones que tuvo durante su infancia, cuando jugaba en canchas de tierra que con la lluvia se convertían en verdaderos lodazales, la hicieron identificarse con los niños a los que visitó durante su campaña.

“Conocí a muchos chicos que están marginados, que no tienen apoyos. Escuché a las personas y vi las condiciones en las que vivían, eso me hizo recordar mi vida de antaño, lo difícil que fue sobresalir, lo complicado que era ir a los entrenamientos pues no tenía un respaldo económico. Eso te envuelve y quieres ayudar.

El resultado fue negativo, no se ganó, pero creo que pudimos apoyar a muchos niños, les arrancamos sonrisas. Donde quiera que nos parábamos todo era futbol, les dimos charlas para que encaminaran su mente de forma positiva y eso me dejó satisfecha, comentó la también ex jugadora de equipos como Barcelona, Kansas City Mystics, Atlanta Beat, L’Estartit y San Diego Sunwaves.

A unos meses de su aventura por el mundo de la política, la hábil delantera regresó a la selección femenil mexicana con energías renovadas y con el objetivo de conseguir el pase a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

“Esa experiencia me ayudó a confirmar que lo mío es el deporte, siempre lo ha sido, y quiero seguir mucho tiempo en él.

“Sé que algún día llegará el retiro, pero deseo prepararme, continuar ligada al futbol. Deseo ser entrenadora, estudiar para eso y contribuir no sólo en la selección, sino también en otros equipos, aunque qué mejor si se trata del Tri. Esa es mi meta, ojalá pueda lograrlo algún día”, puntualizó.