Política
Ver día anteriorMartes 26 de enero de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Profesores descartan cambios
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Martes 26 de enero de 2016, p. 13

Profesores y directores de enseñanza básica aseguraron ayer que el nuevo plan Escuela al Centro, anunciado por el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, no garantiza una “verdadera transformación de la gestión escolar ni de la descarga administrativa.

A pesar de que el planteamiento es poner la escuela en el centro del sistema educativo, las decisiones, en realidad, se toman siempre desde el centro, afirmaron.

Se requieren, dijeron, cambios muy profundos en la estructura de las escuelas, pero también en la toma de decisiones que se dejarán a los planteles. De nada sirve que se hable de mayor capacidad de definición si los planes y programas siempre son una imposición de arriba.

En entrevista por separado, afirmaron que por casi 20 años la instrucción para que maestros y directores dejaran de asumir la labor administrativa en los centros escolares y se dedicaran a labores pedagógicas es una promesa incumplida que nunca se ha logrado concretar en los hechos.

Enrique Enríquez, secretario general de la sección nueve y profesor con más de 25 años de servicio, consideró que el anuncio de Nuño –el cual contempla seis ejes de acción, como la creación de subdirecciones administrativas y académicas, flexibilizar el calendario escolar y menor carga administrativa– no conlleva nada nuevo. Muchas de esas acciones, como la descarga administrativa en las escuelas, son medidas de hace años, sin que hayan dado resultados reales.

Por su parte, Francisco Bravo, profesor con casi tres décadas de experiencia, aseveró que el nuevo plan “corroborará que este gobierno en realidad no tiene un planteamiento educativo. No quieren aceptar que las transformaciones del sistema formativo y de lo que ocurre en las escuelas de forma cotidiana no puede ser ordenado por decreto.

Que se busque recuperar figuras administrativas del pasado no será suficiente, si no se cuenta con una participación realmente consensuada con el magisterio. Se correrá el riesgo de caer en medidas burocráticas que no van a transformar las escuelas mexicanas, expresó.