Opinión
Ver día anteriorLunes 29 de febrero de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Universitarios en acción
John M. Ackerman
D

esde Veracruz hasta Chiapas, desde la UNAM hasta las escuelas universitarias de Morena, los millones de universitarios del país empiezan a activarse en defensa de la larga tradición de educación pública, crítica y gratuita en México. La acción consciente de la enorme comunidad de estudiantes y profesores a lo largo y ancho del país puede salvar la patria de la rapiña y la corrupción. Frente a la traición de la clase política y el desmoronamiento de las instituciones públicas, la cultura y la educación representan nuestra salvación.

La semana pasada decenas de miles de estudiantes y profesores salieron a las calles de Veracruz para repudiar el ahorcamiento presupuestal de la Universidad Veracruzana (UV) por el gobierno despótico de Javier Duarte. De acuerdo con las denuncias de la rectora de la UV, desde 2013 Duarte ha retenido ilegalmente 2 mil 76.8 millones de pesos de la universidad. Se sumaron a la manifestación cientos de periodistas en protesta por el acoso constante en contra de la libertad de expresión así como el asesinato de más de 15 informantes en el Estado durante la presente administración. Juntos, miles de estudiantes, profesores, periodistas y ciudadanos bailaron y cantaron La Bamba mientras gritaron al unísono ¡Fuera Duarte!

El pasado jueves 25 de febrero, un grupo de más de cien académicos de 24 diferentes entidades de la UNAM lanzaron una iniciativa histórica encaminada hacia la refundación de la máxima casa de estudios. El comunicado del grupo Democracia UNAM señala que frente a la enorme crisis económica, social, política y ambiental actual es necesario que la comunidad se active en defensa de la misión crítica y propositiva de la universidad (véase). La iniciativa La universidad que queremos comenzará con un primer foro abierto a los más de 400 mil integrantes de la comunidad para debatir el futuro de la universidad y de la nación.

Unos días antes de los acontecimientos en Veracruz y la UNAM abrieron sus puertas ocho nuevas escuelas universitarias financiadas por los generosos donativos de los diputados y los funcionarios del partido-movimiento Morena. Estas escuelas cuentan con un cuerpo docente y un equipo directivo de la más alta calidad. Casi todos sus profesores tienen posgrados y quienes encabezan las instituciones educativas son académicos multi-premiados y a la vanguardia del conocimiento internacional en los campos correspondientes de derecho, ingeniería, educación y contabilidad. Con esta acción, Morena cumple con su promesa de garantizar el acceso gratuito a una educación de calidad en todas las regiones del país donde gobierna.

Mientras, en Chiapas la comunidad de la Universidad Intercultural de Chiapas (Unich) también se ha levantado en defensa de la educación pública y humanista. Desde el primer día de sus respectivas gestiones, el gobernador Manuel Velasco y el rector Miguel Ángel Yáñez han buscado desmantelar este proyecto educativo de vanguardia que reivindica e incorpora plenamente las tradiciones y las lenguas indígenas dentro de la educación universitaria. Las autoridades han iniciado un proceso de despidos arbitrarios y acoso judicial en contra de cualquier profesor o directivo universitario que se digne en defender el espíritu original del proyecto.

Pero el pasado miércoles 24 la comunidad universitaria dijo Ya basta. Frente al intento de separar de su cargo a la coordinadora de la unidad de la Unich en la comunidad tojolabal de Las Margaritas, ubicada en el corazón de la dignidad rebelde chiapaneca, se movilizaron los estudiantes, los profesores y la misma comunidad para defender a la querida profesora Yaneth del Rosario Cruz Gómez.

El muy letrado narcogobierno ha respondido de manera desesperada a la movilización generalizada de los universitarios en el país. El mismo día de la presentación de la iniciativa de Democracia UNAM se activaron los porros de siempre colocando barricadas en el circuito universitario. Inmediatamente después del inicio de clases de las escuelas universitarias, una diputada priísta irrumpió en las instalaciones de la escuela de derecho Ponciano Arriaga y la SEP emitió un comunicado buscando descalificar el nuevo proyecto educativo. Mientras, en Chiapas el procurador del estado, Raciel López, ya integra averiguaciones previas en contra de los profesores y los directivos rebeldes de la Unich.

El acoso a la cultura y la educación por quienes hoy controlan las instituciones públicas no tiene límites. Hoy, 29 de febrero, la SEP anunciará los resultados de las primeras evaluaciones educativas diseñadas para justificar el despido de los maestros de educación básica más conscientes y críticos del país.

Urge responder al asalto a la razón orquestado por los ignorantes en el poder con una gran confluencia entre todos los estudiantes y los profesores en el país, encaminada hacia la refundación de la patria.

johnackerman.blogspot.com

Twitter: @JohnMAckerman