Política
Ver día anteriorMiércoles 2 de marzo de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Dicen ser funcionarios federales

Amenazan de muerte al rector de la UAG
Sergio Ocampo
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 2 de marzo de 2016, p. 7

Chilpancingo, Gro.

El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), Javier Saldaña Almazán, denunció que por segunda ocasión recibió amenazas de muerte y extorsión, al igual que algunos funcionarios de la institución, y dijo que presentó dos denuncias penales por este motivo.

Ratificó que en la semana reciente gente extraña a la casa de estudios ha llamado por teléfono a funcionarios de la universidad desde un mismo número de la compañía Nextel, con la finalidad de intimidarlos y amenazarlos. Así ocurrió con el encargado de investigación de la UAG, a quien le preguntaron por el presupuesto.

Se identifican como funcionarios federales, quieren saber sobre el tema del presupuesto de la universidad, y después cuelgan. Me marcaron el pasado 25 de febrero, del mismo número que usan para llamar a los demás funcionarios. Afortunadamente ya presentamos una denuncia, relató.

Manifestó que en las llamadas telefónicas los presuntos delincuentes le dijeron que lo conocían y tenía que cooperar, que no me siguiera pasando de (huevos), y que si no, estaba yo sentenciado a muerte. Me mandaron un mensaje ratificando esa amenaza.

Acerca de las dos denuncias penales que ha presentado, detalló que sobre la primera pudieron localizar a la persona que envió el mensaje desde la Ciudad de México y la detuvieron hace dos meses; en la segunda, le pidieron que no presentara denuncia durante unos días para que los delincuentes actuaran.

El último episodio (de violencia) se registró en el municipio de Chilapa, donde una alumna de tercer año (de la preparatoria 26 de la UAG) perdió la vida. En Acapulco hemos estado bien, pero nos preocupan las amenazas, porque ayer estuvieron llamando; hubo más de seis llamadas.

Explicó que los funcionarios de la UAG que han recibido las llamadas telefónicas están muy asustados, pero ya hay una denuncia de hechos ante la Fiscalía General de Guerrero.