Mundo
Ver día anteriorMartes 15 de marzo de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Más de 2 millones de menores no van a la escuela: informe de Unicef

Niños sirios han crecido entre violencia, miedo y desarraigo tras 5 años de guerra
Foto
Millones de niños han crecido demasiado rápido en cinco años de guerra en Siria, lamentó Peter Salama, director del Unicef para Medio Oriente y África del Norte, en un informe del organismo publicado ayer. La imagen, proporcionada por Save the Children, en una escuela devastada en Ghouta OrientalFoto Ap
Afp
 
Periódico La Jornada
Martes 15 de marzo de 2016, p. 18

Ammán.

Cinco años de guerra han afectado profundamente a los niños sirios que han crecido demasiado rápido en un contexto de violencia, miedo y desarraigo, lamenta el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en un informe publicado este lunes.

Unos 3.7 millones de niños sirios, es decir, uno de cada tres, han nacido desde el 15 de marzo de 2011, fecha del inicio de la revuelta que acabó en guerra civil en Siria, según el informe titulado No es un lugar para los niños.

Todo niño hasta de cinco años no conoce la Siria que recuerdan sus padres. Las bombas han dejado en ruinas escuelas, hospitales y parques, denuncia el Unicef.

El conflicto afecta actualmente a 8.4 millones de niños sirios, es decir, a más de 80 por ciento, ya sea en Siria o en el exilio, precisó el organismo.

Cinco años después (del inicio de) la guerra, millones de niños han crecido demasiado rápido, lamenta Peter Salama, director del Unicef para Medio Oriente y África del Norte. Abandonan la escuela y muchos tienen que trabajar, mientras las niñas se casan a temprana edad.

En este sombrío contexto se esboza una frágil esperanza desde la entrada en vigor, el 27 de febrero, de una tregua y el inicio de negociaciones entre el gobierno y la oposición este lunes en Ginebra.

Escolares de las zonas controladas por los rebeldes en la norteña Alepo han podido salir de los sótanos donde, por miedo a los ataques aéreos, recibían clases, constató un periodista de Afp.

Gracias a la tregua podemos jugar al aire libre, cuenta Sidra, una pequeña siria. Antes de la tregua, no podíamos jugar o comer en el patio, señala Sarah, su compañera de la escuela Abdel Kader Bazenjki, en el barrio de Al Fardus.

En su informe, el Unicef denuncia mil 500 violaciones graves perpetradas en 2015 contra niños, la mayoría víctimas de armas explosivas. Más de un tercio murieron en la escuela o cuando iban a ésta.

Asimismo, la tasa de escolarización ha tocado fondo, dice el Unicef, que estima que 2 millones cien mil niños no van a la escuela en Siria.

La agencia de la Organización de Naciones Unidas expresa también su preocupación por el reclutamiento de niños por las diferentes partes en conflicto.

Al inicio, este fenómeno afectaba sobre todo a varones de entre 15 a 17 años, pero en 2015 más de la mitad de los reclutas tenían menos de 15 años, indicó. Estos jóvenes reciben entrenamiento militar, participan en combates o les asignan misiones que ponen en riesgo su vida, como el mantenimiento de las armas.

El Unicef citó el ejemplo de Huda, una niña que a los 14 años fue forzada a combatir. Estaba aterrorizada. El comandante me dio un arma y me pidió alistarme para el frente, cuenta esta joven, que vive hoy en un campo de refugiados en Jordania.

El grupo yihadista Estado Islámico ha difundido varios videos en los que se ve a niños ejecutar a prisioneros.

Save the Children expresó su preocupación por los efectos devastadores de los conflictos sobre la salud mental de los niños. Para el Unicef, se necesitan mil 400 millones de dólares en 2016 para ayudar a los niños a recuperar su dignidad y bienestar. Pero la agencia sólo ha recibido 6 por ciento de los fondos necesarios.