Cultura
Ver día anteriorSábado 19 de marzo de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Dan a conocer Cartilla ciudadana, obra coordinada por Enrique Florescano

Tres autores hurgan en el círculo infernal del ejercicio de los derechos del gobernado
Fabiola Palapa Quijas
 
Periódico La Jornada
Sábado 19 de marzo de 2016, p. 4

El libro Cartilla ciudadana es un trabajo ejemplar y transparente que nos estimula a forjar ciudadanos responsables y activos, dijo el investigador e historiador Enrique Florescano, quien coordinó esa obra en la que participan Silvia Conde Flores, José Luis Gutiérrez y María Concepción Chávez.

En la librería Rosario Castellanos del Centro Cultural Bella Época esa obra fue presentada en una velada en la que participaron la antropóloga Lucina Jiménez, el historiador Lorenzo Meyer y José Luis Gutiérrez, coautor.

Florescano indicó que los autores hicieron el gran esfuerzo de sintetizar en el libro los derechos y los deberes del ciudadano de nuestros días.

Los temas centrales son: ¿Qué es la democracia y qué tiene que ver conmigo? ¿Cuáles son nuestros derechos y libertades como seres humanos, como mexicanos y como ciudadanos?

José Luis Gutiérrez, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México, explicó que Cartilla ciudadana, publicado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), es un texto de divulgación que pone al alcance de públicos no especializados las nociones básicas relacionadas con democracia, derechos humanos y participación ciudadana, aunque sin pretender que sea un recetario.

La intención es proveer una serie de elementos de reflexión de una manera viva y sencilla que ampliara la comprensión de lo que hoy ocurre a México, y que al mismo tiempo los motivara a participar en la vida pública del país.

Gutiérrez recordó que cuando comenzaron el proyecto en 2014, ocurrió el caso Ayotzinapa, lo que dio sentido de urgencia al texto, pues la desaparición de los 43 normalistas se convirtió en emblema de la actual situación nacional al condensar los vicios del sistema político, como abuso de poder, ineficacia de los aparatos de justicia, corrupción, impunidad y centro de colusión de autoridades de distinto nivel con el crimen organizado.

“La cartilla –añadió el coautor– propone una manera específica de mirar nuestra realidad, nuestro presente, a partir de una clave de interpretación que tiene que ver con el ejercicio de la ciudadanía.”

Para Lucina Jiménez, en la nueva perspectiva de democracia, institucionalidad y gobernabilidad se requieren otras formas de articulación entre los diferentes poderes y las actuaciones de las entidades de la asociación civil, para poder buscar caminos de construcción mucho más cercanos a las realidades que hoy vivimos.

Señaló que “Cartilla ciudadana ofrece la posibilidad de repensarnos, de mirarnos a nosotros mismos en nuestras colectividades, pero también de mirarnos en nuestras relaciones con el marco institucional y con otras entidades de la propia sociedad civil con las cuales tenemos mucho más de lo que de pronto pensamos que tenemos en común”.

El historiador Lorenzo Meyer consideró que en un sistema que no es democrático resulta complicado cumplir con las responsabilidades de ciudadano que se plantean en la Cartilla. Es muy problemático ejercer los derechos y las obligaciones de ciudadano cuando todavía no tenemos a la democracia. Siento que estamos en un círculo infernal porque para llegar a ejercer esos derechos, necesitamos que haya democracia, pero como no la hay, no los podemos ejercer.

En opinión de Meyer estamos en un sistema político híbrido que tiene parte de democracia y partes de no democracia, y en la vida cotidiana el que quiera asumir sus responsabilidades como ciudadano está arriesgando mucho.

El historiador comentó que lo publicado en Cartilla ciudadana es un espejo de lo que no tenemos. “Si la ciudadanía es esto y tiene estos derechos y estas obligaciones en la vida cotidiana, no me reconozco como el ciudadano que dice la Cartilla, y está bien porque es uno de sus propósitos decirnos el montón de kilómetros, millas, años luz que nos falta para llegar a ser ciudadanos”.