Economía
Ver día anteriorSábado 19 de marzo de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

BdeM: la menor actividad se registró en rubros relacionados con el consumo

Reportan desaceleración de la economía en meses recientes

El banco central decide mantener en 3.75 por ciento la tasa de referencia

Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Sábado 19 de marzo de 2016, p. 24

El ritmo de expansión de la actividad económica del país se desaceleró en meses recientes, respecto de la dinámica mostrada al cierre del año pasado, advirtió el Banco de México (BdeM). La menor actividad se ha experimentado en rubros relacionados con el consumo –el sector que encabezó el crecimiento de 2015–, así como en la inversión en maquinaria y equipo y en la actividad exportadora, expuso.

Este viernes, el banco central comunicó su decisión de mantener en 3.75 por ciento su tasa de interés de referencia, que determina el costo del financiamiento para empresas y personas, en línea con el anuncio, el miércoles pasado, del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (central) de no mover su tasa de interés.

En México, advirtió el banco central, el menor ritmo de actividad ha ido acompañado de una inflación que, si bien ha sido ligeramente mayor a la del año pasado, se mantiene todavía por debajo del objetivo fijado por la institución, de 3 por ciento anual.

Mientras tanto, expuso, las perspectivas de crecimiento de la economía global continuaron deteriorándose en los primeros meses de este año, aunque se ha observado una reducción en la volatilidad financiera internacional. No obstante, consideró, no pueden descartarse que esas variaciones bruscas de los mercados financieros mundiales se vuelvan a incrementar.

Por ello, consideró necesario que en México se mantengan sólidos fundamentos macroeconómicos –es decir, déficit fiscal conforme lo autorizado por el Congreso y una política monetaria orientada a mantener los precios dentro del objetivo fijado por el banco central.

En meses recientes, el ritmo de expansión de la actividad económica en México mostró una desaceleración respecto al dinamismo observado en el tercer trimestre de 2015, mencionó el comunicado de la junta de gobierno del banco central.

En particular, añadió, el consumo privado mantuvo un ritmo de expansión relativamente elevado, si bien algunos indicadores oportunos sugieren que a principios de 2016 podría estar mostrando una desaceleración. En tanto, la inversión fija bruta –gasto en maquinaria y equipo y en la construcción– registró señales de un posible cambio desfavorable de tendencia, a la vez que las exportaciones manufactureras siguieron estancadas.

Por el lado de la producción, continúa el desempeño positivo del sector servicios. En contraste, la actividad industrial muestra un escaso dinamismo. En ese sentido, agregó, la brecha del producto –el diferencial entre la capacidad instalada y utilizada en la economía nacional– permanece en terreno negativo y no se han registrado presiones provenientes de la demanda agregada –el gasto en bienes y servicios de los sectores público y privado– sobre los precios.

En la argumentación para mantener sin cambio la tasa de referencia, el banco central mencionó que la inflación, que es actualmente de 2.87 por ciento anual, sigue debajo del objetivo permanente de 3 por ciento al año. No obstante, anticipó que este 2016 la inflación anual aumente, de manera temporal, a niveles ligeramente superiores a 3 por ciento.

Ello, agregó, como consecuencia del cambio en la mecánica de determinación de los precios de las gasolinas, que en algunos casos bajaron en el primer bimestre del año. Sin embargo, añadió, se estima que la inflación cierre 2016 cerca del objetivo de 3 por ciento.

El Banco de México subió en medio punto porcentual su tasa de referencia el 17 de febrero pasado, como parte de acciones tomadas de manera conjunta con el gobierno federal para enfrentar la devaluación del peso y el efecto en las finanzas públicas de la caída en el precio del petróleo.

Las medidas fueron: recorte del gasto público de este año por 132 mil 300 millones de peso; incremento de la tasa de referencia; y fin del mecanismo de subastas de dólares de la reserva para mantener liquidez en el mercado cambiario, que fue sustituido por intervenciones discrecionales del banco central.