Estados
Ver día anteriorSábado 19 de marzo de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Comisiones tienen de plazo tres días hábiles para definir si es procedente

Congreso de Veracruz analiza el juicio político contra Duarte

En San Lázaro, legisladores de PRD y Morena observan con escepticismo el proceso estatal

Es un acto mediático que busca desviar la atención del trámite a nivel federal, dicen

Foto
El gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, al encabezar la colecta anual 2016 de la Cruz Roja, en el palacio de gobierno, el pasado 8 de marzoFoto Sergio Hernández Vega
Eirinet Gómez y Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Sábado 19 de marzo de 2016, p. 27

La Comisión Permanente del Congreso de Veracruz turnó la solicitud de juicio político contra el gobernador Javier Duarte de Ochoa a las comisiones unidas de Gobernación y de Justicia y Puntos Constitucionales. El recurso fue presentado por el grupo legislativo del PAN el pasado 3 de marzo.

Legisladores denunciaron al político priísta por por los actos y omisiones que han afectado los intereses públicos fundamentales del pueblo de Veracruz y piden que se sancione la simulación de reintegros por más de 4 mil 700 millones de pesos y por la mala administración de 35 mil 400 millones de pesos, que le ha documentado la Auditoría Superior de la Federación.

También pretenden que se le finquen responsabilidades por las violaciones a la Constitución por el desproporcionado incremento de la deuda pública estatal y la opacidad en la recaudación y el manejo de impuestos estatales.

Francisco Portilla Bonilla, secretario general del Congreso local, señaló que las comisiones unidas de Gobernación y de Justicia y Puntos Constitucionales tienen como plazo tres días hábiles (el próximo miércoles) para definir si es procedente la demanda contra el gobernador. Vamos a esperar.

El funcionario relativizó el tema debido a que Veracruz se encuentra en un proceso electoral y todo esto podría ser un asunto mediático, buscando afectar la imagen de las personas para poder avanzar políticamente.

Octavia Ortega Arteaga, presidenta de la mesa directiva, dijo que la denuncia no tiene sustento y advirtió que no se puede estar señalando al Ejecutivo sólo por lo que se dice, sino que debe haber hechos y pruebas de ello.

En la Cámara de Diputados, en San Lázaro, los grupos parlamentarios del PRD y Morena observaron con escepticismo el proceso de juicio político, porque la mayoría de los legisladores locales se encuentran cooptados por Javier Duarte de Ochoa.

Ambos partidos interpretaron la determinación del Congreso local como un acto mediático, que buaca desviar la atención del tema principal, referente al procedimiento que se ha iniciado contra Duarte en el Congreso federal.

Va a ser muy interesante porque en el Congreso local la mayoría la tiene completamente controlada el gobernador, pasan los absurdos más grandes en Veracruz ante un Congreso sometido, ante un Congreso controlado por el propio gobierno del Estado. Entonces va a ser muy interesante, pues en la mayoría de las ocasiones el PAN y el PRI votan juntos en Veracruz, destacó Rocío Nahle, coordinadora de la bancada de Morena.

–¿Podría ser sólo un asunto mediático, una simulación?

–Esperemos que no, pero va a depender también de la actuación de los diputados del PAN que siempre salen en comparsa con el PRI. Hay que checar nada más cómo votan los diputados del PAN y siempre a favor a Duarte, todo. Ahora a ver si no es por cuestión electoral, si no es mediático.

–¿Qué posibilidades hay de que sólo los priístas impidan el proceso de juicio político contra Duarte?

–Sí, entre el PRI y el Verde tienen una mayoría en el Congreso estatal, efectivamente ellos dos, el PAN y el PRD no tienen mayoría calificada, entonces no va a pasar nada, vamos a ver también a los diputados del PRI y del Verde, pero en Veracruz está muy fácil, ahí en todo el sexenio de Duarte, PRI, PAN y Partido Verde y el PRD siempre votan a favor de Duarte.

Por su parte, Rafael Hernández acusó al PRI de hacer uso faccioso y electorero del proceso. En el caso de Duarte de Ochoa pone cualquier pretexto para que no se integre la subcomisión de Examen Previo en la Cámara de Diputados a fin de evitar su juicio político por las múltiples y graves irregularidades en su gestión, incluidas violaciones a derechos humanos y malversación de miles de millones de pesos en una entidad donde la pobreza se ha incrementado.

Es claro que el PRI y sus aliados no tienen interés alguno en combatir la corrupción y la sistemática violación de derechos humanos, sino en ganar tiempo y evitar que el desprestigio de Duarte de Ochoa mengüe aún más la de por sí raquítica intensión de voto a su favor en esa entidad, donde se elegirá nuevo gobernador en junio próximo.