Mundo
Ver día anteriorSábado 19 de marzo de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Zanjado, el conflicto en Podemos
Foto
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (centro), sostuvo ayer una reunión con dirigentes regionales del partido para explicar su decisión de haber cesado a su secretario de organización, Sergio Pascual, y anunciar el nombramiento en el puesto de Pablo Echenique, hasta ahora dirigente regional de la formación en Zaragoza, con lo que quedó resuelta la crisis interna que vivía su grupo desde hace dos semanasFoto Afp
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 19 de marzo de 2016, p. 22

Madrid.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, mantuvo este viernes una reunión con los principales dirigentes regionales del partido para explicar su decisión de haber cesado a su secretario de organización, Sergio Pascual, y anunciar el nombramiento en el puesto de Pablo Echenique, hasta ahora dirigente regional de la formación en Zaragoza, con lo que quedó resuelta la crisis interna que vivía su partido desde hace dos semanas.

Podemos, con 65 diputados, se enfrenta ahora a unas semanas decisivas tanto para su propio futuro como para la situación política en España, en medio de las negociaciones con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) para la formación del nuevo gobierno, que desde las elecciones del pasado 20 de diciembre no se ha podido lograr.

Iglesias comunicó el martes pasado el cese de Pascual, entonces número 3 del partido y el hombre responsable de la coordinación territorial y diseño de estrategias. En un comunicado se le acusó de haber realizado una gestión deficiente y de haber hecho mucho daño a la formación, pero también se confirmó que se mantendrá como diputado con las mismas responsabilidades parlamentarias que tiene hasta ahora.

La destitución fracturó el núcleo duro de la dirección de Podemos, sobre todo entre los dos máximos líderes, Iglesias e Íñigo Errejón -cercano a Pascual-, que tienen una visión diferente sobre la estrategia a seguir en las negociaciones con el PSOE para la formación del gobierno.

Mientras que Iglesias es partidario de forzar unas nuevas elecciones, Errejón y su grupo defienden la idea de permitir la formación del gobierno ya sea a través de la abstención o con unas negociaciones asumibles.

Desde que estalló la crisis, a Errejón no se le ha visto, y tampoco acudió este viernes al encuentro de Iglesias con los líderes regionales del partido. Tras la reunión, Iglesias advirtió de la necesidad de aportar nuevos elementos, como apostar por el protagonismo de los territorios y una mayor democratización y participación de las bases.

Echenique, señaló por su parte que el cargo que detenta ahora es uno de los puestos más difíciles de desempeñar en un momento difícil para el país y para Podemos, que se ha construido a velocidad de vértigo.

Iglesias y la dirección de Podemos tendrán ahora la mirada puesta en la reunión con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien aspira a lograr una mayoría suficiente para formar gobierno y evitar las elecciones anticipadas.

El plazo para lograr un pacto es hasta el 3 mayo, y si no hay un consenso mínimo que garantice un nuevo gobierno, el actual gobierno en funciones, del derechista Mariano Rajoy, organizará una nueva jornada electoral, previsiblemente para el próximo 28 de junio.