Mundo
Ver día anteriorSábado 19 de marzo de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Naciones Unidas advierte sobre posibles expulsiones masivas

Aprueba la Unión Europea acuerdo con Turquía que busca frenar la migración
Reuters, Afp y Dpa
 
Periódico La Jornada
Sábado 19 de marzo de 2016, p. 23

Bruselas.

Los líderes de la Unión Europea (UE) aprobaron este viernes el acuerdo con Turquía que busca detener el flujo de refugiados a Europa, a cambio de recompensas económicas y políticas para Ankara. El pacto tiene como objetivo cerrar la ruta principal por la que un millón de solicitantes de asilo han pasado en el último año a través del mar Egeo hasta Grecia antes de dirigirse hacia el bloque europeo. El convenio fue considerado poco humanitario y posiblemente ilegal por Naciones Unidas y Amnistía Internacional.

El acuerdo contempla que Turquía acepte, a partir del domingo, a todos los migrantes que lleguen a Grecia y que por cada refugiado sirio renviado a Ankara la UE admita a un migrante de los 2.7 millones que se encuentran en el país turco.

Además, Ankara solicitó ayudas económicas equivalentes a 6 mil millones de euros y acceso sin visado de los turcos a la UE, así como avances en las negociaciones para su entrada al bloque europeo.

Después de una mañana de conversaciones con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, recomendó a los 28 estados miembros del bloque europeo aprobar el texto sin cambios, lo que se acordó rápidamente en una cumbre en Bruselas al mediodía.

Más tarde, Tusk confirmó en un tuit la concreción del pacto, mientras Davutoglu declaró en conferencia de prensa que es un día histórico porque alcanzamos un acuerdo muy importante.

Hoy reconocemos que Turquía y la UE tienen el mismo destino, los mismos desafíos y el mismo futuro, sostuvo el jefe de gobierno turco.

No hay futuro de Turquía sin la UE y no hay futuro de la UE sin Turquía, afirmó Davutoglu, quien destacó que las ayudas económicas acordadas con el bloque no serán en beneficio de su país, sino de los refugiados, a los que Turquía ha dado albergue.

La canciller alemana, Angela Merkel, quien desempeñó un rol clave en los acuerdos, informó que las expulsiones y el reasentamiento de los refugiados sirios en Europa comenzarán el 4 de abril.

Para evitar que la expulsión de los solicitantes de asilo no viole el derecho internacional, el plan prevé que todos los pedidos de asilo den lugar a un examen individual en las islas griegas, cuyas condiciones logísticas podrían ser difíciles de reunir. La Organización de Naciones Unidas advirtió sobre el posible riesgo de expulsiones masivas.