Política
Ver día anteriorSábado 19 de marzo de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Hay un conflicto político contra el ex líder de guardias rurales, dice

Una ley de amnistía liberaría a José Manuel Mireles: senadora Calderón
Andrea Becerril
 
Periódico La Jornada
Sábado 19 de marzo de 2016, p. 5

La ley de amnistía para autodefensas de Michoacán está congelada en el Senado desde septiembre de 2014 y no forma parte de la agenda pactada entre PRI, PAN y PRD para aprobarse en este periodo de sesiones, que concluye el 30 de abril.

Pese a ello, Luisa María Calderón, senadora del PAN, llamó a las comisiones dictaminadoras a aprobar esa iniciativa que permitiría liberar a José Manuel Mireles y a cerca de 400 guardias rurales, que fueron procesados por negarse a entregar las armas al entonces comisionado para Michoacán, Alfredo Castillo.

En entrevista, la legisladora comentó que el presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth, ­exhortó a las comisiones de Justicia, Seguridad Pública y Estudios Legislativos, a dictaminar la reforma, presentada por el panista Javier Corral y suscrita por senadores de PRD, PT y PAN.

Agregó que afortunadamente se nombró al nuevo presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Ernesto Gándara –después de que Omar Fayad pidió licencia para contender por la gubernatura de Hidalgo–, y ojalá el sonorense sea sensible y se ponga a trabajar en ese tema.

Calderón dijo que además de la oposición del gobierno federal a que se promulgue esa ley de amnistía, el debate está enredado, ya que se le ratificó el auto de formal prisión a Mireles porque el comisionado Castillo declaró que nunca le autorizó a portar armas, aunque fue público que lo hizo.

Ahí hay un conflicto político contra quien estuvo al frente de las guardias rurales para defender a su comunidad, incluso ayudó a detener a jefes e integrantes de los grupos criminales.

Es un acto de justicia que el Senado expida esa ley, insistió. Resaltó que sólo se liberará a quienes no hubieran incurrido en violaciones a derechos humanos.

La ley estuvo punto de votarse en diciembre de 2014, ya que contaba con apoyo de PAN, PRD y PT, pero el PRI pidió bajar el dictamen y quedó congelado.