Espectáculos
Ver día anteriorMiércoles 13 de abril de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El aumento del uso de teléfonos inteligentes y servicios de suscripción, dos de los factores

Por primera vez, ingresos por streaming superan la ventas físicas

Reflejan una industria que se ha adaptado a la era digital y resurgió más fuerte e inteligente, afirma la presidenta ejecutiva de la IFPI

Latinoamérica, la región con mayor crecimiento

Afp y Reuters
 
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de abril de 2016, p. 9

Nueva York.

La industria de la música gozó de su primer crecimiento desde el principio de la era de Internet gracias al streaming, informó el martes la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, por sus siglas en inglés).

El enorme incremento en las ganancias por los servicios de streaming ayudó a revertir el año pasado un declive de casi dos décadas en los ingresos de la música, ya que el dinero originado por formatos digitales superó las ventas físicas por primera vez.

Los ingresos crecieron debido al aumento del uso de teléfonos inteligentes y servicios de suscripción, dijo en su reporte anual la IFPI.

Las ventas mundiales de música en línea y en soporte físico subieron 3.2 por ciento en 2015 respecto de 2014 para llegar a 15 mil millones de dólares, debido a un fuerte crecimiento de suscripciones, precisó la federación.

Es la primera vez que las ventas aumentan más que marginalmente desde 1998, cuando crecieron 4.8 por ciento respecto de 1997.

También es la primera vez que la música en línea representa en las ventas una parte más importante (45 por ciento) que la de soporte físico (39 por ciento).

Frances Moore, presidenta ejecutiva de IFPI, afirmó: Reflejan una industria que se ha adaptado a la era digital y resurgió más fuerte e inteligente.

Sin embargo, las ventas de música aún se ubicaron un tercio por debajo de las que se registraron a finales de la década de 1990, cuando los aficionados de la música comenzaron a escuchar sus temas favoritos en páginas en Internet, incluyendo las formas ilegales.

El rápido crecimiento de los servicios de streaming, como Spotify, permite escuchar música por demanda de forma ilimitada.

Según la IFPI, 68 millones de personas en todo el mundo se han suscrito a algún servicio de música en línea, frente a los 8 millones que lo habían hecho en 2010, cuando comenzaron a llevarse estas estadísticas.

Los beneficios del streaming aumentaron 45.2 por ciento el año pasado y prácticamente consiguieron igualarse a las ventas provenientes de las descargas digitales en iTunes y otros sitios que no son de escucha en línea.

De todos modos, no es todo color de rosa para la industria, y los ingresos siguen lejos de su potencial.

“El valor de la música todavía no es totalmente reconocido. Hoy día hay mucho optimismo en nuestra industria, pero nos falta mucho para decir ‘misión cumplida’”, afirmó Stu Bergen, director ejecutivo de servicios comerciales internacionales de Warner Music Group, en conferencia de prensa.

Sin mencionar a YouTube explícitamente, la IFPI atacó a otras plataformas de contenido subido por los usuarios como un persistente drenaje para la industria.

Unas 900 millones de personas escuchan música gratis a través de sitios que obtienen ingresos por la publicidad. Sin embargo, las ganancias para la industria de la música en estas páginas es apenas un cuarto de lo que se obtiene mediante suscripciones a servicios de streaming.

Latinoamérica es la región de mayor crecimiento, con ingresos que saltaron 11.8 por ciento gracias a la popularidad de la música por streaming. Por ejemplo, las ventas en Argentina aumentaron más de un tercio, si bien Brasil tuvo una leve caída.