Mundo
Ver día anteriorMartes 24 de mayo de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El presidente interino va al Congreso; lo reciben al grito de golpista

Ministro de Temer pide licencia tras revelación de audio sobre el impeachment
Foto
Michel Temer, presidente interino de Brasil (a la derecha), con el ministro de Planeación Romero Jucá, quien pidió licencia tras la difusión de un audio en el que discute un aparente pacto para forzar el juicio político contra Dilma Rousseff y así obstaculizar una pesquisa sobre la corrupción en Petrobras. La imagen es en el Congreso, adonde acudió Temer para presentar su proyecto de presupuestoFoto Ap
Ap, Xinhua, Sputnik, Afp y Dpa
 
Periódico La Jornada
Martes 24 de mayo de 2016, p. 19

Río de Janeiro.

En una nueva derrota para el presidente interino de Brasil, el ministro de Planificación, Romero Jucá, anunció: a partir de este martes estoy de licencia, tras conocerse una grabación secreta de una conversación en la que Jucá discute un aparente pacto para forzar un juicio político contra la ahora suspendida gobernante Dilma Rousseff para obstaculizar una pesquisa sobre corrupción en la estatal Petrobras, en la que están involucrados decenas de importantes figuras políticas y empresariales.

Hay que cambiar el gobierno para cortar este derramamiento de sangre, dijo Jucá a Sergio Machado, ex presidente de procesadora de petróleo y gas Transpetro, que es subsidiaria de Petrobras, en fragmentos de una conversación telefónica celebrada en marzo y revelada por el diario Folha de Sao Paulo.

Ambos son investigados en la Operación lavado rápido, que indaga la trama de corrupción en Petrobras.

El abogado de Jucá, Antonio Carlos de Almeida Castro, reconoció las conversaciones, pero afirmó que no hay nada ilegal en ellas, ya que sólo se habla de manera general sobre el asunto.

Para el ex ministro de la Secretaría de Gobierno, Ricardo Berzoini, las afirmaciones de Jucá sugieren que el objetivo del impeachment, aprobado por el Senado el pasado día 12 con el argumento de que Rousseff maquilló cifras fiscales, era frenar las investigaciones en Petrobras.

Los opositores Partido del Socialismo Democrático y Partido Democrático Laborista, e incluso aliados del Ejecutivo interino, exigieron por separado la dimisión de Jucá, quien más tarde informó que estará de licencia hasta que la justicia se pronuncie sobre este nuevo escándalo, y subrayó que el derramamiento de sangre del cual habló se refería a la economía brasileña, que se espera se contraiga casi 4 por ciento este año luego de un pésimo 2015.

Michel Temer, recibido con abucheos y el grito de golpista cuando este lunes acudió al Congreso a entregar su proyecto de presupuesto, elogió el competente trabajo de Jucá, quien lo sucedió al frente de la dirección nacional del Partido del Movimiento Democrático de Brasil y fue activo promotor del impeachment.

Un día después de que el gobierno temporal de Temer fue obligado a instituir de nuevo el Ministerio de Cultura, otro aliado de la administración interina, Joao Claudio Genu, ex tesorero del Partido Progresista, fue detenido como parte de la Operación Lavado Rápido.

Y el periodista estadunidense Glenn Greenwald, ganador del premio Pulitzer, afirmó en un artículo publicado en su portal The Intercept que la prensa de Brasil debería comenzar a emplear la palabra golpe para referirse al proceso de impeachment contra Rousseff.

Las revelaciones podrían llevar a toda la prensa del país a considerar seriamente llamar lo que ocurrió de golpe, término usado por Rousseff y sus aliados hace meses, dijo Greenwald al comentar el affaire Jucá.