Deportes
Ver día anteriorViernes 10 de junio de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El anfitrión Francia enfrenta al representativo de Rumania

En medio de huelgas y temor de atentados comienza hoy la Eurocopa
Agencias
 
Periódico La Jornada
Viernes 10 de junio de 2016, p. a13

París.

Francia dará este viernes el silbatazo de arranque de la Eurocopa 2016 con un partido frente a Rumania, que aparece deslucido por una huelga en el sector ferroviario que amenaza la propia inauguración del torneo, y con imponentes medidas de seguridad por el temor a atentados.

Los llamados del presidente François Hollande y del primer ministro, Manuel Valls, a acabar con las protestas sociales no han surtido efecto, por lo que el mandatario advirtió que no descarta ninguna posibilidad.

El Estado cumplirá con su deber de recibir y transportar a las personas y adoptará todas las medidas de protección que sean necesarias, declaró Hollande.

Poco antes, los conductores de dos líneas de tren suburbano que deben desplazar a decenas de miles de aficionados al partido inaugural en Saint-Denis (norte de París) decidieron prolongar la huelga que ya dura nueve días.

Continúan también las negociaciones en Air France para evitar un paro convocado del 11 al 14 de junio por cuestiones salariales.

Francia espera la llegada de dos millones de extranjeros con motivo de la Eurocopa.

La tensión social no es la única amenaza: Francia, que ya vivió dos atentados en enero y noviembre de 2015, teme nuevos ataques.

Inclusive algunos jugadores han admitido su preocupación, como el alemán Jérôme Boateng: Mi familia y mi hijos no irán al estadio. Considero que el riesgo es demasiado grande.

Por su parte, el mítico Antonin Panenka, campeón de Europa con Checoslovaquia en 1976, no viajará por temor a un atentado. Tiene miedo y por eso no viene, dijo un vocero de la federación checa.

Francia ha previsto un dispositivo de seguridad sin precedentes, con la movilización de 90 mil gendarmes y agentes de seguridad privada.

En tanto, toneladas de basura se acumularon ayer en las calles de París, Marsella y Saint-Etienne, tres sedes del torneo, debido a la continuación de las huelgas de trabajadores de transporte y de tratamiento de residuos.

Por otro lado, los galos rechazaron ser candidatos al título. No somos favoritos. No creo que hayamos probado nada si nos comparamos con España o Alemania, dijo el portero Hugo Lloris.

El técnico Didier Deschamps coincidió con él: Francia no ha jugado partidos oficiales por dos años. Volveremos a sentir eso mañana ante Rumania. Es difícil decir en qué punto estamos.

A su vez, el técnico de los rumanos, Anghel Iordanescu, aseguró que espera que sus jugadores demuestren que tienen el mismo nivel que el cuadro local: “Conocemos bien sus individualidades, sobre todo su potencial ofensivo.