Política
Ver día anteriorMiércoles 13 de diciembre de 2017Ediciones anteriores
Inicio Editorial El Correo Ilustrado Opinión Política Economía Mundo Estados
Capital Sociedad y Justicia Ciencias Cultura Espectáculos Deportes Fotografía Cartones
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Las fuerzas armadas estarán bajo la coordinación de la autoridad civil, afirman

Modifican la ley de seguridad interior; el Ejército no podrá disolver protestas

Se pretende que el jueves sea aprobada en el Senado y devuelta a la Cámara de Diputados

Andrea Becerril y Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de diciembre de 2017, p. 9

Con aval de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), las comisiones que dictaminan la ley de seguridad interior realizaron cambios a nueve artículos, para eliminar la disposición que permite al Ejército disolver manifestaciones y protestas sociales.

Se pretende aprobar hoy el dictamen en comisiones y votar esa legislación ante el pleno el próximo jueves, para regresarla de inmediato a la Cámara de Diputados.

La intención es que el viernes se discuta en San Lázaro, los diputados la aprueben y la minuta pueda turnarse al Ejecutivo federal para su promulgación, justo en el cierre del periodo legislativo, según adelantó por la tarde el coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa Patrón.

Expuso que los cambios son para tratar de dar respuesta a las inquietudes expresadas por organizaciones defensoras de derechos humanos, gobernadores y especialistas.

Por la noche, las comisiones de Gobernación, Marina y de Defensa Nacional, que encabezan los priístas Cristina Díaz y Ricardo Barroso, y el panista Fernando Torres Graciano, respectivamente, se pusieron de acuerdo en nueve cambios. Entre ellos, al artículo primero, que elimina el que las disposiciones de esa ley sean materia de seguridad nacional.

El artículo siete, uno de los más cuestionados por organismos internacionales y nacionales, tuvo diversos cambios para asentar que los actos realizados por los militares “deberán respetar, proteger y garantizar, en todo momento, y sin excepción, los derechos humanos, de conformidad por lo dispuesto en la Constitución y los tratados internacionales.

Del artículo ocho se eliminó el que sólo las manifestaciones o movilizaciones de protesta social que tengan un motivo político electoral y que se realicen pacíficamente quedarían fuera de ser consideradas amenazas a la seguridad nacional.

En la redacción propuesta se elimina el término pacíficamente, por lo que todas las manifestaciones y las protestas electorales quedan fuera del riesgo de ser disueltas por el Ejército.

Los militares serán coadyuvantes de las policías

Se adiciona un párrafo al artículo 16 para indicar que “las fuerzas armadas actúan como coadyuvante de la autoridad civil y bajo su coordinación.

Se cambian también los artículos 22 y 26, que según lo planteado un día antes por el jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, invadían facultades de los estados.

El coordinador priísta rechazó que los cuatro días que restan al periodo sean insuficientes para analizar las posibles modificaciones que han formulado organismos internacionales, como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Tenemos cuatro años viendo esta ley, recalcó Gamboa Patrón e insistió en que van a hacer un esfuerzo porque la minuta se vote el jueves, aunque sea en la madrugada”, para que pueda aprobarse en la Cámara de Diputados.

En entrevista aparte, el coordinador de los senadores del PAN, Fernando Herrera, precisó que su bancada pidió que se revisen de forma detallada los artículos siete, ocho, nueve y 20.

No se incluyó el artículo 15, que según un documento que el representante de la Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para derechos humanos, Jan Jarab, entregó al Senado, es uno de los más cuestionados, ya que posibilita que la presencia de las fuerzas armadas sea indefinida en algún estado o región.

Las comisiones dictaminadoras se reunirán hoy por la mañana, para discutir los cambios.