Opinión
Ver día anteriorViernes 10 de junio de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Ruta Sonora

Lo espeso de 2015 (en español II)

Patricia Peñaloza
E

l 7 de junio se llevó a cabo la novena entrega de los premios IMAS (Indie-O Music Awards), esfuerzo local por reconocer los mejores trabajos discográficos y escénicos de 2015 en México, de origen independiente (ganadores). En ese tenor, este espacio sigue buscando el diálogo con aquéllos, al hacer una aproximación a mucho de lo bueno que están generando quienes tienen al español como lengua natal. Hoy, la segunda parte de este recuento, que como la primera entrega, comparte gratas sorpresas.

14. Natalia Lafourcade. Hasta la raíz (México). Más allá de sus cinco Grammy Latino y su Grammy internacional, se trata de una gema pop entre folk y orquestal, que emana desde el corazón roto y el genio musical de esta prolífica joven de impecable y bella voz.

15. Camila Moreno. Mala madre (Chile). También en la zona de las voces trémulas, ella canta, compone, toca, un pop bonito, difícil de clasificar, donde guitarras, teclados y electrónica ligera le hacen flotar y construir un mundo personal, a la vez suave y estridente.

16. Empate entre Reina Republicana: El despertar; Autumn Comets: We are here / You are not y Berlinist: The Winter Hexagon (España). Estas propuestas representan, entre otras, mucho de la tendencia indie-rock etérea actual, la primera en español, las otras en inglés (la segunda con algo de kraut y shoegaze; la tercera a sólo voces, piano, percusión y cuerdas), con una calidad y belleza tales, que los inserta en la globalidad sin prejuicios de idioma o identidades. Deliciosos, frescos.

17. Maifersoni. Maiferland (Chile). Galaxias de electrónica tersa, tocada con instrumentos, no por vía digital, que se expanden cual anémonas y forman el universo colorido de Enrique Elgueta, cuyo optimismo y luz sonora contagiará al más sombrío.

18. Empate entre Vaya Futuro: Perro verde y triste; The Chamanas: Once Once; Silva de Alegría: El silencio en la Tierra (México). 1. De Tijuana, hacen un agraciado post-rock expansivo con melodías pop y algo de kraut . 2. De Ciudad Juárez, fusionan de forma suave, baladas de los años 70 con jazz, electrónica y música tradicional. 3. Sergio Silva (ex Furland) ofrece un hermoso trabajo solista de pop fino, a punta de banjo, cuerdas y sicodelia leve.

19. Christina Rosenvinge. Lo nuestro (España). Veterana del pop español, la madrileña se renueva con un álbum de romanticismo gótico, pleno de delicadeza entre acústica e industrial y búsqueda vocal exquisita, con lo cual teje un universo fantástico y frágil.

20. Le Butcherettes. A raw youth (México/EU). Avecindada en Estados Unidos, Teri Gender Bender (Teresa Suárez) lleva el gen tapatío, bravío, en la sangre. Garage punk arrojado, sucio, indomable; producción de Omar Rodríguez-López y una colaboración de Iggy Pop, la colocan en un lugar que pocas compatriotas han alcanzado.

21. Pellejos. Soy cavernas (México). Uno de los discos con las mejores letras en años, cercanos a El Personal en imaginario y humor, pero con un rocanrol-punk más fiero y directo, implacable, enloquecido. Importantísima banda chilanga que merece más atención.

22. Los Rusos Hijos de Puta. La rabia que sentimos es el amor que nos quitan (Argentina). Para más distorsión, el ruido ordenado de estos punketos que no se conforman con los clichés del género. Melódicos, conscientes y divertidos, estos pibes la reee-rompen.

23. Empate entre O Tortuga: O Tortuga y Nelson y los Filisteos: Tibio (México). Encantadora nueva generación guitarrosa que no deja morir el ruido. Los primeros son ingenieros punks con una rara pero divertida ascendencia surf melódica; los segundos, entre punks, grunges y garageros, hacen estallar vidrios y tumbar todas las puertas, con gran maestría y desgarre vocal.

24. Empate entre LNG/SHT: Les juro que sí llego y Juan Cirerol: Todo fine (México). 1. Ingenioso, irreverente, desternillante, este rapper sensación de Cancún, con sampleos sencillos pero sabrosos. 2. Las polkas norteñas y enamoradas del de Mexicali diluyeron su humor para volverse oscuras y sinceras, sin perder estilo ni poder en la voz, con una producción algo más pastosa.

25. Julieta Venegas. Algo sucede (México). Incansable, la tijuanense sigue dejando el corazón en lo que hace, con su voz de niña, ahora más madura en sus letras, tanto añorantes como reflexivas en torno a la violencia que vive el país, con el acordeón a todo y la frente en alto.

Otros destacados. De México, 23 Grados: Alquimia; Rey Pila: Future Sugar; Presidente: La gran magia; Líber Terán: Cantante solitario; Flor Amargo: Espejo cristal; Sotomayor: Salvaje; Black Overdrive: Discord; Salón Acapulco: Fandango; Lawall: La playa de los 90; Las Pipas de la Paz: Chicos de barrio. De Chile, Trementina: Almost reach the sun; Dënver: Sangre cita; Föllakzoid: III. De España, Hidrogenesse: Most; Papaya: No me quiero enamorar; Núria Graham: Bird eyes; La Bien Querida: Premeditación, nocturnidad y alevosía. De Colombia, Bomba Estéreo: Amanecer; Kali Uchis: Por vida, Monsieur Periné: Caja de música. De Argentina, Daniel Melero: Piano Vol 2 (conciertos).

Twitter: patipenaloza