Política
Ver día anteriorViernes 10 de junio de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Investigadores de la UNAM niegan recuperación del salario

Sin ingresos suficientes para adquirir alimentos, 32 millones de trabajadores
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Viernes 10 de junio de 2016, p. 15

En México, 32 millones de trabajadores sobreviven en diferentes niveles de miseria, debido a que no tienen ingresos suficientes para adquirir alimentos básicos.

Un empleado mexicano debe trabajar 23 horas con 38 minutos para poder comprar todos los productos de la Canasta Alimenticia Recomendable (CAR), a diferencia de las cuatro horas con 53 minutos de labores que se necesitaban en diciembre de 1987 para lograr ese objetivo.

Así lo plantearon los integrantes del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en su más reciente reporte de investigación.

Agregaron que para poder adquirir toda la CAR (que son los alimentos necesarios para una familia de cuatro personas donde no se cuentan otros elementos de la canasta básica, como vestimenta, transporte o servicios) se requiere un ingreso mensual promedio de 6 mil 403 pesos (tres salarios mínimos).

En ese sentido recordaron que datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía asientan que de los 53 millones de personas que conforman la población económicamente activa en el país, 67 por ciento (casi 35 millones) tiene un ingreso diario de hasta tres salarios mínimos.

“Del 16 de diciembre de 1987 al 25 de abril de 2016, la pérdida del poder adquisitivo del salario mínimo fue de 79.11 por ciento (…) Mientras que en ese mismo periodo el precio de la CAR pasó de 3.95 a 213.46 pesos diarios”, detallaron los investigadores universitarios en su reporte.

Rechazaron que el salario mínimo haya tenido en términos reales una recuperación en el actual sexenio, como ha presumido el gobierno federal.

En estos 29 años el incremento acumulado al minisalario es de mil 28 por ciento frente a 5 mil 304 por ciento que ha crecido el precio de los alimentos de la canasta, lo que se traduce en que por cada peso que ha aumentado el salario, el costo de la CAR ha crecido cinco.

La clase trabajadora mexicana enfrenta una situación generalizada de precarización que se expresa en el deterioro de los niveles de vida de las familias. Hoy los empleados tienen que laborar más tiempo para intentar nivelar su consumo.

Los miembros del CAM subrayaron que ante esta situación los mexicanos han tenido que buscar diversas alternativas: aumentar sus horas de trabajo, buscar dos o más empleos por persona, que otro miembro de la familia se incorpore al mercado laboral, independientemente de su edad o condición de salud, migrar o aceptar una actividad ajena a la distancia y tiempo a considerar para obtenerlo.

Esta situación generada por el sistema neoliberal, añadieron, ha despojado al trabajador de tiempo libre, descansos, de convivencia con su familia, seguir mejorando en su formación académica y actividades recreativas.