Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 30 de junio de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Sólo 12% de mexicanos sabe cuántas calorías debe ingerir

Hoy entra en vigor el etiquetado de alimentos, inentendible para la mayoría
Ángeles Cruz Martínez
 
Periódico La Jornada
Jueves 30 de junio de 2016, p. 36

Sólo 12 por ciento de los mexicanos sabe cuántas calorías requiere al día; la mayoría tampoco entiende el etiquetado de alimentos y bebidas. Éste entrará en vigor hoy jueves, cuando termina el plazo para que las empresas lo coloquen en sus productos, con datos sobre la cantidad de calorías contenidas, en particular en azúcares, grasas y sal.

Integrantes de la Alianza por la Salud Alimentaria afirmaron lo anterior; también, que las reglas determinadas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en la Norma Oficial Mexicana 051, sobre las especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas prenvasados, no cumplen con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El organismo internacional ha planteado, entre otros aspectos, que el consumo máximo de azúcares en un día debe ser de 50 gramos. No es que se tengan que ingerir, sino que cuando mucho es lo aceptable como parte de una dieta saludable, señaló Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

Sin embargo, la Norma Oficial plantea que el límite máximo son 90 gramos al día, y en el etiquetado se hace creer que beber un refresco equivale al consumo de 70 por ciento del azúcar que el individuo requiere en el día.

En realidad, indicó Calvillo, con ese porcentaje se rebasan los límites recomendados por la OMS.

Necesaria, una comisión de expertos, subraya alianza

En conferencia de prensa, los integrantes de la Alianza por la Salud Alimentaria se pronunciaron por replantear el sistema de etiquetado frontal, por medio de una comisión de expertos –que no existió para el esquema vigente– y que se retomen las prácticas que han demostrado eficacia para orientar a la población.

Calvillo dio como ejemplo el caso de Chile, donde se puso en marcha una estrategia que por medio de colores, símbolos y palabras advierten sobre altas cantidades azúcar, grasa o sal.

De esta manera, los consumidores pueden decidir no comprarlas o limitar su ingesta, con la finalidad de evitar problemas de sobrepeso, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Desde hace dos años el Poder del Consumidor interpuso un amparo en contra de la norma señalada sobre etiquetado de alimentos y bebidas, el cual aún no se resuelve.

Calvilo comentó que el caso se trasladó a un juzgado en Zacatecas, lo que ha retrasado su seguimiento.

No obstante, sigue vigente y es hasta ahora la única herramienta que pudiera revertir por la vía legal el etiquetado actual, apuntó.