Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 4 de julio de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Investigadores hallan serios problemas en la evaluación de un proyecto ya aprobado

Aterran las omisiones en los estudios de impacto ambiental en México: experto
Angélica Enciso L.
 
Periódico La Jornada
Lunes 4 de julio de 2016, p. 35

La manera en que se toman las grandes decisiones ambientales en el país, a partir de evaluaciones de impacto ambiental, es deficiente. Hay proyectos autorizados que no consideraron los efectos sobre ecosistemas relevantes, como es el caso de manglares y el abasto de agua para ciudades, sostuvo Exequiel Ezcurra, director del Instituto para México y Estados Unidos de la Universidad de California.

En entrevista, expuso que en particular están las autorizaciones a la mina Los Cardones, Baja California Sur; en la reserva de la biosfera Sierra la Laguna y la presa Las Cruces, en el río San Pedro, en Nayarit, cerca de la reserva Marismas Nacionales.

La Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, encargada de dar los permisos a los proyectos que presentan la manifestación de impacto ambiental (MAI), no tiene ninguna obligación legal de consultar con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protregidas (Conanp), a pesar de que se toman decisiones muy serias sobre ellas.

El ex presidente del Instituto Nacional de Ecología explicó que en el caso de la presa Las Cruces, estudios de campo revelaron que en los ríos la falta de sedimentos –que quedan atrapados en las presas– lleva a la destrucción de los humedales costeros, manglares, marismas, y un colapso de las pesquerías en los estuarios.

Detalló que esto se derivó de una comparación entre el río Santiago, represado, con el San Pedro –el último río libre en el país–, donde se proyecta la presa y se encontró que en este, cada año, la línea de costa avanza dos metros y arrastra los sedimentos, pero en el Santiago el proceso es a la inversa, la línea costera retrocede diez metros al año. Esto lleva a la muerte de la vegetación, como los manglares, y a impactos sobre las pesquerías, subrayó.

En el caso de la minera Los Cardones, en Baja California Sur, dijo que alrededor de 40 investigadores nacionales e internacionales fueron a hacer un inventario biológico al arroyo La Junta, donde se va a instalar el proyecto. Como ejercicio intelectual y de gestión ambiental quisimos ver qué tanto de lo que decía la MIA, que ya fue aprobada, es cierto y qué tantas omisiones tiene. Los resultados son aterradores. Hay serios problemas en la MIA.

Se encontraron gran cantidad de especies de inmenso valor ecológico que la MIA no identificó. Ni siquiera analizó los insectos, y hay una diversidad increíble. En reptiles, mamíferos, vertebrados y aves hay omisiones muy serias. Sobre todo en especies raras, amenazadas y en peligro de extinción.

Agregó que esta minera se establecerá en la cabecera del acuífero que abastece de agua a la ciudad de La Paz, donde habitan medio millón de personas, la ciudad más importante del sur de la península. Una catástrofe como la del río Bacanuchi, en Sonora, con una presa de jales rota por un huracán, que produzca un acarreo de cianuro o metales pesados sobre el acuífero, pondría en riesgo la sobrevivencia de la población.

Ezcurra también fue presidente del Consejo de la Conanp. Se le preguntó sobre la reducción de presupuesto y personal en este organismo. Aseveró que en la conservación de humedales costeros y la biodiversidad en las áreas naturales protegidas está la posibilidad de regular las cuencas frente a la crisis de agua, de mitigar el cambio climático, de controlar el ascenso del nivel del mar que ha pegado en varias zonas del país. A corto plazo, no va a haber mitigación en México sin áreas protegidas.