Política
Ver día anteriorJueves 14 de julio de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Resistencia magisterial

Descalifica acuerdos entre el gobierno federal y el gremio nacional

Abrogar la reforma y liberar a los presos, insiste la CNTE en el diálogo con la SG
Alonso Urrutia y Emir Olivares
 
Periódico La Jornada
Jueves 14 de julio de 2016, p. 2

Durante la instalación de la mesa política para encauzar las negociaciones entre la Secretaría de Gobernación (SG) y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), los representantes magisteriales ratificaron que el eje de la discusión se mantiene en la abrogación de la reforma educativa. Sin embargo, en el primer encuentro la atención se centró en las consecuencias de la implementación de la reforma: liberación de los presos políticos y revisión de los casos de docentes cesados.

Al término de la reunión, cuando ya se conocían los acuerdos a los que llegó el titular de la Secretaría de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) para replantear la evaluación docente y rediseñar el modelo educativo, el vocero de la Comisión Nacional Única Negociadora de la CNTE, Adelfo Alejandro Gómez, señaló tajante: Nuño y el SNTE, para nosotros, no son interlocutores válidos y de ahí no nos vamos a mover.

–Ustedes se reúnen con Gobernación y el SNTE con el titular de la SEP, donde ya han llegado a acuerdos sobre la evaluación docente…

–Para la CNTE lo que suceda en (las calles) Argentina y Venezuela (donde se ubican la SEP y el SNTE, respectivamente) sólo es resultado de dos cadáveres que se resisten a ser enterrados. Ni con Nuño ni con el SNTE –reiteró Gómez.

En este contexto, el vocero de la comisión negociadora subrayó la necesidad de que el Congreso de la Unión asuma la responsabilidad de emprender el proceso legislativo que encauce a la abrogación de la reforma educativa. Tenemos que construir los acuerdos que ya necesitamos.

Insistió en que los ejes centrales de la negociación en Bucareli son la abrogación de la reforma; construir la transformación de la educación y del modelo de instrucción que requiere el país, y los daños ocasionados por la implementación de la reforma (despidos, sancionados y presos).

En el salón Carlos Abascal de Gobernación, el subsecretario de Gobierno, Luis Enrique Miranda, escuchó los planteamientos de la CNTE sobre la revisión de los 30 expedientes de los presos políticos del magisterio que han sido detenidos en el contexto de las movilizaciones contra la reforma educativa.

Se prevé que en la reanudación de las pláticas de la mesa política, que se tendrá lugar este mediodía, se formalice una respuesta de la Secretaría de Gobernación, sólo en aquellos casos que no estén vinculados con delitos graves.

Esto excluye a los cinco mentores presuntamente involucrados en el secuestro de dos menores de edad ocurrido en Oaxaca, que se encuentran recluidos en un penal federal.

Durante la reunión privada que se prolongó más de tres horas, los dirigentes magisteriales pusieron sobre la mesa la revisión de los casos de todos los maestros que han sido sancionados por su vinculación en la lucha contra la reforma, esencialmente los despedidos por acumular faltas.

Integrantes de la comisión magisterial consultados tras el encuentro indicaron que insistieron en que el gobierno federal, por conducto de Gobernación, gestione el acercamiento de la CNTE con el Poder Legislativo.

Apuntaron que si bien se trató de la primera sesión de la mesa política, no se ve una vía clara que conduzca a la solución pronta del conflicto. Por momentos vemos una estrategia dilatoria, mucha plática y pocos avances. Es un tema muy complejo.

Tras el proceso de negociación con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, las partes acordaron el lunes pasado dividir las mesas de discusión en tres temáticas: política (que inició ayer y seguirá este jueves), educativa (a partir del próximo martes) y social (el jueves).

Se acordó que Osorio Chong sólo participará cuando se deasarrolle una sesión general para hacer un balance de los tres temas, por lo que corresponde a Miranda Nava encabezar a los funcionarios federales en las otras mesas.