Mundo
Ver día anteriorLunes 25 de julio de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Efecto de las filtraciones de Wikileaks

Renunciará la presidenta del Partido Demócrata
Foto
Simpatizantes del senador y ex precandidato a la presidencia Bernie Sanders exigieron ayer en Filadelfia la dimisión de Debbie Wasserman, presidenta del Partido Demócrata, luego de que se difundieron miles de correos electrónicos que dejaban entrever apoyo de la directiva a Hillary Clinton en las primariasFoto Ap
Ap
 
Periódico La Jornada
Lunes 25 de julio de 2016, p. 29

Filadelfia.

Debbie Wasserman Schultz anunció este domingo que renunciará como presidenta del Partido Demócrata cuando concluya la convención, que se realizará a partir de hoy, dos días después de que el portal Wikileaks divulgó más de 19 mil correos electrónicos en los que se deja entrever que el Comité Nacional Demócrata (CND) favoreció a Hillary Clinton en las primarias presidenciales.

El ex aspirante insurgente en la contienda demócrata, Bernie Sanders, quien había exigido la dimisión de Wasserman Schultz apenas surgió el escándalo, calificó de correcta la decisión de la lideresa del partido.

Sanders dijo que los demócratas necesitan un nuevo liderazgo, “que abra las puertas del partido y acoja a la gente de clase trabajadora y a los jóvenes.

No estoy sorprendido, pero sí decepcionado, declaró Sanders horas antes al programa This Week, de la ABC, en referencia a los correos electrónicos filtrados el viernes, uno de los cuales contiene la pregunta de si sus creencias religiosas podrían ser utilizadas en su contra.

El precandidato progresista más exitoso en la era moderna de Estados Unidos anunció el pasado 12 su apoyo a la reina del Partido Demócrata, Hillary Clinton, como aspirante presidencial, pero también aseguró a sus seguidores que la revolución política continuará después de los comicios.

Wasserman Schultz fue objeto de críticas durante la campaña entre Sanders y Clinton para la nominación presidencial demócrata. Él y sus seguidores acusaron reiteradamente al partido de favorecer a Clinton.

Sanders, quien durante la contienda logró 13 millones de votos, indicó, tras conocerse que Wasserman Schultz se va, que los líderes del partido deben ser imparciales en futuras elecciones primarias presidenciales, algo que no ocurrió en la contienda de 2016.

Clinton y el presidente Barack Obama difundieron sendos comunicados, en los cuales elogiaron el liderazgo de Wasserman Schultz al frente del CND. Simplemente, no hay nadie mejor que Debbie para llevar la contienda contra los republicanos, subrayó Clinton.

En un comunicado, Wasserman Schultz dijo que aún planea cumplir sus deberes inaugurando y clausurando la convención en Filadelfia. Agregó que pronunciará un discurso durante la convención, en la que el reto será mostrar a un Partido Demócrata unido y progresista, bajo un firme liderazgo de Clinton.