Política
Ver día anteriorJueves 11 de agosto de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Todo está por cambiar, menos nuestra esencia, señala ante la asamblea de accionistas

Ratificación unánime de Carmen Lira en la dirección general de La Jornada

Enrique Galván Ochoa es el nuevo presidente del consejo de administración de Demos

Foto
Esta casa editorial mantendrá una identidad ética irrenunciable, y la identidad ética, en palabras de García Márquez, debe acompañar al periodismo como el zumbido al moscardón, afirmó Carmen Lira Saade tras ser ratificada por la asamblea de accionistas para un nuevo periodo de cuatro años en la dirección general de La Jornada. En la imagen de la izquierda la acompañan Elena Poniatowska y Jesusa Rodríguez. También se renovaron cinco cargos en el consejo de administración de DemosFoto José Núñez
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Jueves 11 de agosto de 2016, p. 10

La asamblea general ordinaria de accionistas de Demos, Desarrollo de Medios, editora del periódico La Jornada, ratificó ayer por unanimidad como directora general a Carmen Lira Saade, para un nuevo periodo de cuatro años.

En la reunión celebrada en las instalaciones de la sociedad, Carmen Lira expuso que ante la transformación tecnológica de los medios de comunicación, en este diario “todo está por cambiar, menos nuestra esencia. La Jornada habrá de cambiar, pero conservando no sólo su ADN, sino su tono, su mirada, es decir, su manera de ver tan característica”.

Los socios accionistas escucharon de la directora general de la empresa confirmar que esta casa editorial mantendrá una identidad ética irrenunciable, y la ética, en palabras de Gabriel García Márquez, debe acompañar al periodismo como el zumbido al moscardón.

La asamblea anual también determinó renovar cinco cargos en el consejo de administración de Demos, y eligió como presidente de ese órgano a Enrique Galván Ochoa por un periodo de dos años; además hizo un reconocimiento a la labor del maestro Bernardo Bátiz, quien sustituyó en esa posición durante los meses recientes al fallecido poeta Hugo Gutiérrez Vega.

En su informe a la asamblea de accionistas, la directora general manifestó que la comunidad de La Jornada tiene la vitalidad, la convicción y la imaginación necesarias para afrontar con éxito el cambio que los tiempos exigen.

Independencia editorial

Carmen Lira Saade definió que a los jornaleros los impulsa el compromiso con su trabajo, “que es también el contraído con quienes, desde hace 32 años o desde hace unas semanas, están esperando allá afuera, día con día, para consultar La Jornada”.

Este diario, dijo, se mantiene fiel a su independencia editorial, así como a los propósitos centrales de su fundación: promover, mediante un trabajo informativo profesional, alejado de las estridencias y del sensacionalismo, la construcción de un país justo, equitativo, pacífico y democrático, y la promoción de una sociedad más solidaria, mejor informada y por ello más responsable y consciente de su lugar en la historia.

Describió que el compromiso de identidad hacia los lectores “es el que ha ayudado a La Jornada a atravesar estos difíciles años de historia mexicana. Y nos ayudará en los tiempos por venir. El viaje continúa y vamos a ver en lo que La Jornada habrá de convertirse”.