Economía
Ver día anteriorMartes 6 de septiembre de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El pasado julio captaron 17.21% más utilidades, dijo la CNBV

A pesar de aumentar la insolvencia, siguen subiendo ganancias de bancos
Foto
A partir de julio se presentaron incrementos marginales en los índices de morosidad de créditos en tarjetas de crédito, préstamos personales, de nómina y automotriz, comparados con junio pasado. En la imagen, tarjetas bancarias con chips electrónicosFoto Ap
Israel Rodríguez
 
Periódico La Jornada
Martes 6 de septiembre de 2016, p. 18

En el pasado julio, en comparación con junio anterior, se empezó a observar un ligero incremento en los índices de insolvencia de algunos acreditados de la banca en México, pero las instituciones crediticias continuaron aumentando utilidades, según se desprende de los últimos informes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

A partir de julio se presentaron incrementos marginales en los índices de morosidad de créditos en tarjetas de crédito, préstamos personales, de nómina y automotriz, comparados con junio pasado, de acuerdo con el último Boletín de la Banca Múltiple.

En contraste, en el séptimo mes del año las utilidades acumuladas de los 47 bancos que operan en el país, en su mayoría extranjeros, fueron de 63 mil 12 millones de pesos, cifra superior en 17.21 por ciento con respecto a junio precedente, cuando fueron de 53 mil 85 millones de pesos.

En términos comparativos anuales, el índice de morosidad (Imor) de la cartera total, que se refiere a la cartera vencida contra la cartera crediticia total, se situó en 2.42 por ciento, 0.53 puntos porcentuales menos que el nivel de julio de 2015, cuando se ubicó en 2.95 por ciento.

Sin embargo, algunos segmentos de la cartera de créditos al consumo empezó en julio a mostrar niveles de morosidad superiores al promedio general. Por ejemplo, las tarjetas de crédito pasaron de un Imor de 5.02 por ciento en junio pasado, a 5.14 por ciento en julio. Los créditos personales aumentaron su morosidad de 5.04 a 5.05 por ciento.

En tanto, los créditos de nómina subieron de 3.09 a 3.12 por ciento entre junio y julio de 2016, mientras los créditos para la adquisición de automóviles pasaron de un Imor de 1.43 por ciento a 1.45 por ciento entre junio y julio pasados.

Al cierre de julio, el crédito al consumo se expandió 13.5 por ciento en términos anualizados, es decir, de julio de 2015 a julio de 2016 hasta alcanzar un saldo de 852 mil millones de pesos, equivalente a 20.9 por ciento de la cartera total.

El crédito otorgado a través de tarjetas de crédito tuvo una participación de 39.3 por ciento de la cartera de consumo, al avanzar 7.5 por ciento en términos anuales, para ubicarse en 335 mil millones.

Por otra parte, los créditos de nómina crecieron 17.3 por ciento y conformaron 25.3 por ciento de este portafolio, con 215 mil millones de pesos; en tanto, los créditos personales alcanzaron un saldo de 177 mil millones de pesos, 22.2 por ciento más en términos anuales, con lo que sumaron una participación dentro de esta cartera de 20.8 por ciento.

Al cierre del pasado julio la cartera de crédito de la banca comercial alcanzó un saldo de 4.085 billones de pesos, al crecer 15 por ciento respecto a igual mes de 2015, de acuerdo con la CNBV.

El crédito comercial concentró 63 por ciento de la cartera total y registró un monto de 2 billones 572 mil millones de pesos, en tanto que la cartera empresarial, con un saldo de un billón 843 mil millones, conformó 71.6 por ciento del crédito.

El crédito a entidades gubernamentales, con una participación de 21.7 por ciento de la cartera comercial, creció 6.7 por ciento en términos anualizados y alcanzó un saldo de 558 mil millones de pesos.

Mientras el crédito a entidades financieras aumentó 41.1 por ciento, a 172 mil millones de pesos, equivalente a 6.7 por ciento de la cartera comercial.

La captación total de recursos del público sumó 4 billones 518 mil millones de pesos, lo que significó un aumento anual de 12.8 por ciento, donde 59.1 por ciento correspondió a depósitos o cuentas de exigibilidad o disponibilidad inmediata, los cuales tuvieron un crecimiento de 14.4 por ciento.