Mundo
Ver día anteriorMartes 6 de septiembre de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Territorios bajo control del presidente Al Assad, los más golpeados, asegura el OSDH

Más de 50 muertos provoca una ola de atentados perpetrados por el EI en Siria

Obama y Putin sostienen encuentro pero no alcanzan un acuerdo sobre la situación siria

Foto
Daños por el estallido de una bomba en Tartu, Siria. Medios de comunicación estatales divulgaron que múltiples bombazos golpearon objetivos militares y del gobierno en todo el país. Las explosiones en esta y otras ciudades fueron reivindicadas por la milicia del Estado IslámicoFoto Sana/vía Ap
Dpa, Afp y The Independent
 
Periódico La Jornada
Martes 6 de septiembre de 2016, p. 23

Damasco.

Al menos 53 personas murieron este lunes en una serie de atentados en Siria que golpearon principalmente territorio bajo control del presidente sirio Bashar al Assad y que fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), según datos del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres.

Dos explosiones en un puente en la ciudad portuaria de Tartus dejaron al menos 38 muertos, entre ellos al menos 16 soldados o combatientes de milicias fieles al gobierno. Al menos 40 personas resultaron heridas.

En la ciudad mediterránea, feudo de la minoría religiosa de los alauitas, a la que pertenece Al Assad, estalló primero un automóvil cargado de explosivos. Cuando varias personas y rescatistas acudieron para ayudar a las víctimas, un terrorista suicida se hizo volar en medio de la multitud, informó la televisión estatal.

En la ciudad de Homs, en el centro de Siria, murieron al menos cuatro personas por el estallido de una bomba en un barrio habitado en su mayoría por alauitas.

Otras cinco personas murieron en la ciudad de Hasaka, en el noreste, por una bomba que detonó junto a un puesto de control de las fuerzas de seguridad kurdas.

Tres personas murieron por un bombazo en Sabora, al oeste de Damasco. Otra explosión, en la ciudad central de Homs, causó la muerte de al menos dos soldados.

Las explosiones en Tartus, Homs y Hasaka fueron perpetradas por combatientes del Estado Islámico, informó este lunes Amaq, portavoz de la milicia terrorista. En los ataques suicidas llevados a cabo sobre todo en zonas bajo control del régimen murieron numerosos miembros del ejército, añadió el texto.

El EI perdió el domingo las últimas áreas que estaban bajo su control en la frontera entre Siria y Turquía. El grupo suele cometer atentados en venganza por sus derrotas.

Al margen del G-20 en la ciudad china de Hangzhou, los presidentes Barack Obama, de Estados Unidos, y Vladimir Putin, de Rusia, no lograron un acuerdo sobre Siria en sus negociaciones.

En vista de los problemas de confianza mutua, las negociaciones fueron duras, reconoció Obama tras el primer encuentro de ambos gobernantes en meses.

La conversación fue buena, duró más de lo previsto y se centró en Siria y Ucrania, informó por su parte el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El secretario estadunidense de Estado, John Kerry, y el ministro de relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, negociaron durante dos días, sin éxito, en un intento por acordar una actuación coordinada en Siria y de alcanzar un cese del fuego.

Moscú y Washington llevan meses negociando sobre Siria. Estados Unidos quiere que el gobierno sirio y su aliado ruso cesen los ataques contra civiles. Se necesita un momento de tranquilidad para permitir a la población civil recibir ayuda humanitaria urgente, señaló un vocero.

Esto se aplica especialmente en Alepo, donde las tropas sirias volvieron a someter el domingo a asedio la parte controlada por los rebeldes en el este de la ciudad.

El conflicto sirio ha dejado 500 mil muertos y 12 millones de desplazados en cinco años.