Estados
Ver día anteriorJueves 17 de noviembre de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La Secretaría de Educación estatal adjudicó de manera directa obras y adquisiciones

Descubren anomalías por 400 millones de pesos en Chihuahua

El nuevo titular de la dependencia sostuvo que detectaron puestos sin funciones justificadas

Foto
De izquierda a derecha, Ricardo Yáñez, ex secretario de Educación de Chihuahua; César Duarte, ex gobernador del estado; Javier González, ex alcade de Juárez, y Olga Duarte Jáquez, hermana del ex mandatario, quien se desempeñó de directora de Educación Básica en la zona norte, en Ciudad Juárez, en febrero pasadoFoto La Jornada
Miroslava Breach
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 17 de noviembre de 2016, p. 31

Chihuahua, Chih.

Pagos indebidos por 400 millones de pesos en obras, compras y adquisiciones adjudicadas a proveedores favorecidos por anteriores funcionarios de la Secretaría de Educación Pública de Chihuahua fueron hechos en los primeros nueve meses de 2016, sin que exista evidencia de la contraprestación entregada al gobierno estatal, informó el nuevo titular de la dependencia, Pablo Cuarón Galindo.

Indicó que en las primeras revisiones sobre las condiciones en que recibió la Secretaría de Educación –la dependencia con mayor presupuesto en el estado– detectó actos de corrupción en la adjudicación de contratos y obras a personas y empresas cercanas a ex servidores públicos de la propia dependencia, además de un enorme rezago en infraestructura, equipamiento de escuelas y en la cobertura educativa.

Cuarón Galindo señaló que a partir de este año, y particularmente después del 5 de junio, cuando un partido distinto al Revolucionario Institucional ganó los comicios, se incrementó la nómina de la Secretaría de Educación, e incorporó a nuevo personal por un monto de 462 mil pesos mensuales.

Dijo que actualmente la dependencia analiza la procedencia de pagos pendientes a beneficiarios, sindicatos y proveedores; en materia administrativa se encontraron desorden y falta de transparencia en la plantilla de personal, en los organigramas y las funciones asignadas a cada empleado y departamento.

“No existen líneas de mando definidas, hay puestos y funciones que no corresponden a su plaza, así como personal asignado a otros organismos descentralizados. Tampoco hay información sobre el número de maestros incorporados a labores administrativas (los llamados comisionados).

Los que no tengan justificada una función, tendrán que regresar al salón de clases. Además, la secretaría tiene un déficit de 65 millones de pesos en las becas de manutención para educación superior, con afectación a 21 mil jóvenes que se quedaron en espera del apoyo de mil 400 pesos mensuales desde mayo de 2016, sostuvo.

Dijo que la anterior administración no aportó 230 millones de pesos que debió empatar con el gobierno federal, lo cual impactó en el rezago en materia de infraestructura y equipamiento. Tampoco se entregaron recursos para escuelas de tiempo completo, lo que afectó la alimentación que se debe proporcionar a alumnos de 520 planteles.

Dijo que no se ha podido detectar el destino que se dio a la compra de instrumentos musicales por 60 millones de pesos y otros 50 millones en balones de basquetbol y uniformes deportivos, supuestamente distribuidos en planteles de educación básica como parte del Plan Villa, que se puso en marcha en 2015.

El funcionario enfatizó el rezago que tiene Chihuahua en la cobertura educativa a nivel prescolar, a pesar de la enorme cantidad de recursos que se destinan a ese rubro, el de mayor inversión en el presupuesto estatal. Sólo se atiende a 60 por ciento de niños de tres a seis años y se quedan fuera cerca de 20 mil que deberían asistir a prescolar.

Subrayó otras deficiencias prohijadas por el desorden en el manejo de los recursos públicos destinados al rubro educativo: Chihuahua ocupa el último lugar en eficiencia terminal a nivel nacional en preparatoria, pues de cada 100 alumnos que ingresan, 42 no concluyen y 15 de cada 100 abandonan sus estudios cada año.

La gran catástrofe en educación fue trabajar sólo en la cobertura y no cuidar la calidad de la instrucción a los jóvenes, expresó.