Política
Ver día anteriorViernes 25 de noviembre de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Cofepris revisó 2 mil negocios y sólo 10% tiene autorización sanitaria, resaltan

Aprueban diputados clausura de clínicas de cirugía estética que no tengan permisos
Roberto Garduño y Enrique Méndez
 
Periódico La Jornada
Viernes 25 de noviembre de 2016, p. 18

La Cámara de Diputados reformó ayer la Ley General de Salud para imponer la clausura de clínicas de cirugía estética cuando el personal no cuente con títulos profesionales y certificados de especialización, debido a la proliferación de negocios carentes de permisos sanitarios y ponen en peligro a sus pacientes.

Desde la tribuna, el diputado Guadalupe Hernández Alcalá (PRD), médico cirujano, puso como ejemplo el riesgo de morir que corrió la cantante Alejandra Guzmán porque “le inyectaron silicona en sus… en sus pompis”.

El legislador indicó que la cirugía estética es una intervención quirúrgica y es importante que exista un asesoramiento profesional, que se practique en un centro acreditado con quirófano, porque no se pueden llevar a cabo en lugares improvisados.

Refirió que en un caso comentado entre cirujanos, una joven de 18 años se sometió al retiro de un lunar en la cara, pero la infiltración de un anestésico local provocó un choque anafiláctico, que derivó en un paro cardiorespiratorio y la muerte.

De ese tamaño son las situaciones; las cirugías no deben realizarse en un consultorio, sino en un quirófano con todas las medidas de seguridad y los medicamentos para, en caso de una urgencia, controlar el problema, afirmó.

El presidente de la Comisión de Salud, Octavio Íñiguez Mejía (PAN), cirujano y partero, refirió que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) revisó más de 2 mil clínicas, pero sólo 10 por ciento contaba con permiso sanitario y cumplía con todas las normas obligadas para una clínica estética.

Para estas intervenciones, un experto plástico y estético requiere antes ejercer como médico general por seis años; después hacer una especialidad en cirugía cuatro años, y una subespecialidad en cirugía plástica, estética y reconstructiva durante tres años más, contó.

Demandó que, en tanto la ley entra en vigor porque todavía debe ser ratificada por el Senado, la Cofepris clausure temporalmente todos los establecimientos que ofrezcan servicios de cirugía estético-reconstructiva que no cuenten con personal especializado, certificado o personal sin título.