Economía
Ver día anteriorMartes 17 de enero de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Para EU prevé un avance que daría 2.3% este año y 2.5 el siguiente

FMI recorta 0.6% el pronóstico de crecimiento para México en 2017-18

La baja se debe a vientos en contra más fuertes por la incertidumbre relacionada con Estados Unidos y condiciones financieras restrictivas

Susana González
 
Periódico La Jornada
Martes 17 de enero de 2017, p. 17

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó sus pronósticos de crecimiento económico para México en más de medio punto porcentual (0.6 por ciento) para este año y el siguiente, respecto a los cálculos que hizo en octubre pasado.

Indicó que la economía mexicana crecerá apenas 1.7 por ciento durante 2017 y 2 por ciento en 2018, lo que implica una reducción de 0.6 por ciento en ambos años, de acuerdo con la actualización de las Proyecciones de la economía mundial que difundió este lunes. En cuanto al crecimiento económico que alcanzará México en 2016, proyectó que será de 2.2 por ciento. Para Estados Unidos hizo un ajuste al alza de 0.1 y 0.4 por ciento al ubicar su crecimiento económico en 2.3 por ciento en 2017 y 2.5 por ciento en 2018.

Explicó que la revisión a la baja del crecimiento para México se debe a condiciones financieras más restrictivas y vientos en contra más fuertes debido a la incertidumbre relacionada con Estados Unidos.

En contraste, mantuvo en 3.4 por ciento el crecimiento de la economía mundial durante 2017 y en 3.6 por ciento para 2018, mientras previó que el crecimiento en 2016 será de 3.1 por ciento. Para los países avanzados el crecimiento será de 1.9 por ciento en 2017 y 2 en 2018, lo que implica ajustes al alza de 0.1 y 0.2 por ciento respecto a su pronóstico de octubre, por el fortalecimiento de la actividad económica durante el segundo semestre de 2016 y también al estímulo fiscal previsto en Estados Unidos.

Aclaró que, en general, sus proyecciones no han cambiado con las que hizo en octubre de 2016, pero acotó que han empeorado las perspectivas de crecimiento en los mercados emergentes y en desarrollo, donde las condiciones financieras son menos favorables y destacó los casos de México, Brasil e India como las economías que fueron revisadas “a la baja.

Con estas salvedades, las estimaciones y proyecciones agregadas del crecimiento en 2016-2018 no han cambiado en relación con la edición de octubre, puntualizó.

Tras el deslucido resultado de 2016, las proyecciones apuntan a un repunte de la actividad económica en 2017 y 2018, especialmente en los mercados emergentes y en desarrollo. Sin embargo, existe una amplia dispersión de posibles desenlaces en torno a las proyecciones, dada la incertidumbre que rodea la orientación de las políticas del gobierno estadunidense entrante y sus ramificaciones internacionales, explicó el FMI en la actualización de sus pronósticos. Indicó que éstos serán más específicos en abril, una vez que se tenga mayor claridad sobre las políticas estadunidenses y sus implicaciones para la política mundial.

El FMI manifestó que su nuevo pronóstico de crecimiento de la economía mundial y por regiones se basa en los supuestos cambios que habrá en el espectro de políticas adoptadas por el nuevo gobierno estadunidense, con sus efectos consiguientes de contagio a escala internacional.

Previó cierto estímulo fiscal a corto plazo y una normalización menos gradual de la política monetaria, acorde con un empinamiento en la curva de rendimientos de Estados Unidos, el alza de los precios de las acciones y la sustancial apreciación del dólar que se registra desde las elecciones presidenciales en ese país en noviembre pasado.

Para las economías emergentes y en desarrollo no previó igual crecimiento que en las naciones desarrolladas debido a que sus condiciones financieras son menos favorables. Sólo en China ajustó su pronóstico al alza, como consecuencia de los estímulos en su política económica.

En América Latina y el Caribe recortó en 0.4 puntos su pronóstico para este año al ubicarlo en 1.2 por ciento para 2017 y mantuvo sin cambios su proyección de 2.1 por ciento para 2018.