Estados
Ver día anteriorViernes 20 de enero de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Legisladores estatales prometen a manifestantes tratar el asunto en sesión extraordinaria

Sitian el Congreso de Hidalgo para demandar que repudie el gasolinazo

Usuarios ocupan terminal de autobuses en Tepoztlán y exigen reducción de tarifas, pero los transportistas se oponen

Militantes de Morena piden en Salina Cruz derogación del aumento

Foto
Habitantes de municipios del Valle del Mezquital irrumpieron en el patio del Congreso de Hidalgo para exigir a los legisladores que se manifiesten en contra del gasolinazo. Los diputados priístas Éricka Saab, Ernesto Vázquez Baca, Horacio Trejo Badillo y Luis Alberto Marroquín subieron al toldo de una camioneta para escuchar los reclamos de los pobladores. Tras cinco horas, prometieron convocar a una sesión extraordinaria para exponer las inconformidades de los manifestantesFoto Juan Ricardo Montoya
Juan R. Montoya, Rubicela Morelos y Diana Manzo
Corresponsales
Periódico La Jornada
Viernes 20 de enero de 2017, p. 28

Durante más de cinco horas, unos 2 mil habitantes de una veintena de municipios del Valle del Mezquital sitiaron el Congreso del estado de Hidalgo, encararon por más de hora y media a cuatro legisladores del Partido Revolucionario Institucional y los obligaron a convocar a una sesión extraordinaria en la cual se manifestarían en contra del gasolinazo.

Aproximadamente a las 14 horas de ayer, el contingente, que desde el primero de enero bloquea la carretera federal México-Laredo en rechazo al aumento a las gasolinas y el diésel, ocupó el patio del Congreso local, vigilado por cerca de 300 granaderos.

A la protesta se sumó otro millar de personas, entre ellos maestros y electricistas. Un grupo más cerró durante dos horas la carretera federal México-Laredo, a un costado del palacio legislativo.

Los diputados priístas Éricka Saab, Ernesto Vázquez Baca, Horacio Trejo Badillo y Luis Alberto Marroquín subieron al toldo de una camioneta que los inconformes metieron al Congreso, pero se negaron a recibir una minuta con las demandas de los manifestantes y les ofrecieron exponerlas ante el pleno de la 63 Legislatura en el próximo periodo ordinario de sesiones, que se iniciará en marzo.

Para ese momento se había unido a los cuatro priístas Efrén Salazar Pérez, del partido Morena, quien sí se manifestó contra el alza de los combustibles.

No me puedo manifestar en contra de la reforma energética

Por momentos la reunión fue ríspida. Uno a uno, los legisladores fueron encarados por los integrantes del Movimiento Civil Contra el Gasolinazo (MCCG). Entre balbuceos, los diputados dijeron estar de acuerdo con la reforma energética.

No me puedo manifestar en contra, dijo Éricka Saab, quien se negó a renunciar, como se lo pidieron, y en respuesta recibió rechiflas. Vazquez Baca pidió que le permitieran explicar su apoyo a la reforma, pero fue interrumpido al grito de ¡traidor al pueblo! Vázquez Baca dijo que aplaudía que hablemos en buena onda, a lo cual los manifestantes respondieron: ¡Si quieres venimos por las malas, cabrón, vendido!

Al final los integrantes del MCCG aceptaron acudir a una reunión con los cinco diputados en el salón de la Comisión Permanente. Los diputados recibieron la minuta y dijeron que convocarán a sesión extraordinaria para fijar su postura sobre el gasolinazo. Los manifestantes abandonaron el Congreso pasadas las 19 horas.

En la minuta el MCCG también exige que el Congreso local solicite la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto y de otros funcionarios estatales, así como la salida inmediata de las policías estatal y Federal de Ixmiquilpan y del resto del Valle del Mezquital, así como de empresas trasnacionales.

En Morelos, habitantes de Tepoztlán tomaron la terminal de camiones Ometochtli, en protesta porque la línea incrementó de 23 a 30 pesos el pasaje desde ese pueblo mágico a Cuernavaca. El 12 de enero el gobierno del estado autorizó una alza de sólo 1.50 pesos al transporte colectivo en la entidad.

El pasado 17 de enero los manifestantes acudieron al zócalo de Cuernavaca, pero las autoridades estatales y municipales no escucharon sus quejas.

La noche del miércoles decidieron cerrar los accesos de la terminal, la única que brinda servicio en esa ruta mencionada.

Alrededor de las 13 horas los manifestantes propusieron a los transportistas que la tarifa mínima en el municipio sea de 6.50 pesos, una tarifa fija de 12 pesos en la comunidad de Oacalco, de 23 pesos por el servicio directo a Cuernavaca, y de 17 pesos por la de servicio ordinario (con paradas en los pueblos) a Cuernavaca, explicó José Luis Mora, uno de los dirigentes de la asamblea de Tepoztlán

Los transportistas rechazaron esas propuestas y aseguraron que debido al gasolinazo es casi imposible que sigan dando servicio con las tarifas previas, pero ofrecieron bajarla a 25 pesos.

Los manifestantes insistieron en que fuera de 23 pesos, porque estos camiones siempre han cobrado más caro que otros transportes colectivos.

En Salina Cruz, Oaxaca, unos 400 integrantes del partido Morena realizaron un mitin frente a la refinería Antonio Dovalí Jaime en contra del gasolinazo. Pancartas en mano, los manifestantes exigieron al gobierno federal la derogación de los artículos 11 y 12 de la Ley de Ingresos, que estipulan el aumento de precio a los energéticos. El diputado local Javier Velásquez dijo que tienen hasta el 18 de febrero para ampararse.