Deportes
Ver día anteriorSábado 21 de enero de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Ambos suman 10 de los 50 anillos de Supertazón disputados

Encontronazo en la AFC entre los legendarios Pats y Acereros

Ben Roethlisberger y Tom Brady, un duelo de poder a poder

Foto
Los mariscales Ben Roethlisberger y Tom Brady se enfrentarán en la final de la Conferencia Americana de la NFL a realizarse mañanaFoto Ap
Ap
 
Periódico La Jornada
Sábado 21 de enero de 2017, p. a10

Foxborough.

Las leyendas se forjan en postemporada. Y es justo calificar a los Acereros de Pittsburgh y Patriotas de Nueva Inglaterra como dos conjuntos legendarios.

No es en vano: entre ambos suman 66 triunfos en playoffs y 10 de los 50 anillos de Supertazón que se han repartido. Además, son dos de los equipos empatados con más apariciones en el juego por el título de la NFL, con ocho cada uno.

La balanza se inclinará hacia algún costado el domingo en Foxborough.

El ganador del partido se convertirá en el primer equipo en la historia en aparecer en nueve Supertazones, y ninguno de los dos parece abrumado por el reto. Los Patriotas disputan su sexta final consecutiva de la Conferencia Americana, mientras los Acereros buscarán participar en su tercer superdomingo en los 10 años que tienen con Mike Tomlin de entrenador.

Nueva Inglaterra llega como favorito por 6.5 puntos y con justa razón. Los Pats compilaron la mejor marca de toda la NFL en temporada regular, con 14-2, pese a la suspensión de cuatro encuentros de su mariscal Tom Brady. Llegan al duelo con la mejor defensiva de la liga y el tercer mejor ataque en puntos anotados, así como una racha de ocho victorias en las que se han impuesto a sus rivales por un combinado de 234-103.

Estas escuadras se han encontrado cinco veces en postemporada con saldo de 3-1 en favor de los Patriotas, incluidos los dos duelos en final de la AFC en 2001 y 2004. Por si fuera poco, en enfrentamientos directos, Brady presume un dominio de 9-2 sobre los Acereros, incluyendo 4-0 en casa, con 26 pases de anotación y tan sólo tres intercepciones.

Pero no por ello debe darse por descartado a un equipo de Pittsburgh, que está montado en una racha de 9-0 luego de un inicio de 4-5, impulsado por una transformación defensiva.

El coach de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, no está dispuesto a poner al contrincante la etiqueta de víctima. Han sido un rival difícil desde las épocas del coach (Chuck) Noll en la década de los 70, dijo Belichick, quien busca ser el primer entrenador con cinco sortijas de Supertazón, todas con Brady detrás del centro.

Los Acereros admitieron únicamente 16.5 puntos por partido en los recientes nueve juegos, a cambio de 22.8 durante su incierto comienzo de temporada. Más importante para las aspiraciones del domingo es que lograron imponer presión al mariscal rival, acumulando 31 capturas durante su racha ganadora, comparado con apenas 13 en los primeros nueve juegos.

Brady sabe bien a lo que se enfrenta. Ben Roethlisberger ha sido un líder de ese equipo por mucho tiempo, y han ganado un montón de juegos con él, será un gran duelo, señaló.

Lo será si Pittsburgh logra poner en marcha a su potente ataque. Roethlisberger, el corredor Le’Veon Bell y el receptor Antonio Brown representan un desafío titánico para cualquier defensiva, incluyendo una que no ha sido puesta a prueba en mucho tiempo, al no enfrentar a un ataque de ese calibre en todo el año.

Big Ben también presume una buena dosis de éxito en postemporada, como refleja su marca de 3-1 en finales de la AFC (la única derrota precisamente ante Nueva Inglaterra en 2004, su primer año en la NFL). Pero para mantenerse al paso de Brady y el potente ataque de los Patriotas deberá evitar los errores de balón, como sus 10 intercepciones en sus últimos seis encuentros.

Otra de las prioridades de Pittsburgh sería establecer desde el inicio el ataque terrestre con Bell, quien se ubicó en el tercer sitio de la liga durante la campaña regular en yardas totales con mil 884, pese a ausentarse los primeros tres juegos debido a una suspensión por violar la política de sustancias prohibidas de la NFL.

Con todo en contra, la estadística y la historia reciente, Pittsburgh está listo para el viaje a Nueva Inglaterra. Vas a la guarida del león, la guarida del dragón. Ellos son el dragón. Estamos tratando de matarlos. No importa quién sea, consideró Big Ben.