Cultura
Ver día anteriorJueves 26 de enero de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Inauguran la exposición Feminicidio en México: ¡ya basta!

Llamado urgente de acción y conciencia para visibilizar el asesinato de mujeres

Gritos de ¡Justicia! y ¡Ni una más! cimbraron el Museo Memoria y Tolerancia

Foto
Madres de mujeres asesinadas perseveran en busca de justicia y contra la impunidad por tan dolorosa pandemia que azota al país y no sólo a Ciudad Juárez. Sobre estas líneas, fotografía de Iván Castaneira incluida en la exposición montada en el recinto de avenida Juárez 8, alusiva a ese delito que fractura al país, dijo Linda Atach, funcionaria del museo
Ana Mónica Rodríguez
 
Periódico La Jornada
Jueves 26 de enero de 2017, p. 4

Con las escalofriantes y dolorosas estadísticas de siete mujeres asesinadas cada día, un total de mil 678 desaparecidas en 10 meses y unas 25 mil víctimas de ese delito en una década, los gritos de ¡justicia!, ¡Ni una más! y ¡basta ya! cimbraron, la noche del martes, el Museo Memoria y Tolerancia.

Durante la inauguración de la muestra Feminicidio en México: ¡ya basta! se hizo un llamado urgente de acción y conciencia a la sociedad, encabezado por dos de las madres de mujeres asesinadas –Irinea Buendía y Norma Andrade–, quienes perseveran en busca de justicia y contra la impunidad en tan dolorosa pandemia que azota al país y no sólo a Ciudad Juárez.

Esa muestra, señaló Linda Atach, directora de exposiciones temporales del recinto, responde a la necesidad de visibilizar el feminicidio (asesinato de mujeres por el solo hecho de que lo son). Es un fenómeno social y político que nos fractura como país.

Feminicidio en México: ¡ya basta!, prosiguió Atach, surgió de una exhaustiva investigación desarrollada en colaboración con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y se materializa en ocho salas con materiales del archivo Ana Victoria Jiménez, además de videos, instalaciones y fotografías de artistas como Teresa Margolles, Mayra Martell, Iván Castaneira, Cintia Bolio, Teresa Serrano y Elina Chauvet.

La finalidad, explicó Atach, es generar un conocimiento que nos lleve a la responsabilidad y compromiso, porque cuando sabemos lo que sucede no debemos ser indiferentes.

La exposición documenta 25 feminicidios y destaca que sólo en uno se hizo justicia. Además, se busca sensibilizar y propiciar mayor conciencia pública sobre la violencia contra las mujeres y las niñas, con el propósito de prevenir y combatir la impunidad e incrementar la responsabilidad en respuesta a esta pandemia mundial.

También, señaló Atach, se rinde homenaje a las mujeres asesinadas a la par que se propone una fuente de prevención para jóvenes mujeres y hombres, debido a que profundiza en los altos grados de violencia e impunidad de los feminicidios en México y permite reflexionar sobre la misoginia y el machismo que sustentan el feminicidio.

La exposición cierra con una sala que habla sobre prevención, por ejemplo, qué hacer durante las primeras 24 horas después de la desaparición y cómo detectar actitudes de violencia que pueden desencadenar el feminicidio, indicó.

Para la Organización de Naciones Unidas (ONU), dijo Ana Güezmes, representante en México de esa instancia internacional, la violencia contra las mujeres es la violación de derechos humanos más reiterada, extendida y arraigada en el mundo; ocurre en tiempos de paz y de conflicto, sucede en el espacio público y en las casas.

La constante de esos asesinatos, añadió, es que se perpetran con brutalidad, a menudo son impunes y, desde luego, implican la negación de la vida.

Esta pandemia es inadmisible, dijo Güezmes. Rechazamos esa violación masiva de derechos humanos como parte de nuestra vida, y definitivamente pedimos como ONU Mujeres que todas las muertes se investiguen, sean suicidio o tipificadas como accidentes, y se hagan las pesquisas desde una perspectiva de género.

En México, señaló, ocurrió un parteaguas en 2015, con la sentencia de la Suprema Corte en el caso de Mariana Lima Buendía, pues ordena que en todas las muertes de mujeres se identifiquen las conductas que ocasionaron el deceso.

Al respecto, apuntó: Calculamos que en México, en 31 años han muerto cerca de 50 mil mujeres con presunción de feminicidio y casi la mitad sucedieron en los recientes 10 años.

Norma Esther Andrade, quien ha luchado durante 16 años en busca de justicia por el asesinato de su hija Alejandra García, expresó que la prevención es prioritaria debido a que sólo de enero a noviembre de 2016 se registraron mil 678 jóvenes desaparecidas en el país y muchas de éstas son menores de edad.

Necesitamos que nos den permiso de entrar a las escuelas para dar pláticas a los jóvenes, hombres y mujeres; y termino diciendo ni perdón ni olvido, porque lo que se olvida se repite.

La exposición Feminicidio en México, en el Museo Memoria y Tolerancia (plaza Juárez s/n, frente a la Alameda Central, Centro Histórico), concluirá en mayo.