Mundo
Ver día anteriorMiércoles 1º de febrero de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Más de 40 por ciento de los recursos solicitados se destinarán a menores sirios

Llamado de Unicef: urgen más de 3 mil mdd para ayudar a 48 millones de niños

Teme el organismo que el gobierno de Trump recorte sus aportaciones; EU es el mayor donante

Foto
Manifestantes contra la decisión del alcalde de Miami-Dade, Florida, Carlos Giménez, de acatar la orden del presidente Donald Trump y abandonar la postura de ser un condado santuario para inmigrantes, y en rechazo a la prohibición de ingreso a Estados Unidos a refugiados y musulmanesFoto Afp
Afp y Dpa
 
Periódico La Jornada
Miércoles 1º de febrero de 2017, p. 28

Nueva York.

El Fondo de la Organización de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) lanzó este martes un dramático llamado para recaudar 3 mil 300 millones de dólares que ayuden a 48 millones de niños en países en crisis, ante el temor de que la nueva administración de Estados Unidos, presidida por Donald Trump, recorte sus aportaciones.

Casi 42 por ciento de los fondos solicitados por el Unicef para 2017 –mil 400 millones– será para apoyar a los niños sirios, tanto los desplazados dentro del país como los que se refugiaron en países vecinos.

Este año la solicitud de fondos representa 18 por ciento más que lo requerido a principios de 2016. Los donantes hacen las contribuciones básicamente de manera voluntaria.

Estados Unidos es el mayor donador del Unicef, seguido de Alemania, Gran Bretaña y la Comisión Europea.

La prensa local informó que la nueva administración del presidente Trump busca cortar las contribuciones voluntarias a las organizaciones internacionales en al menos 40 por ciento, lo que ha alertado a la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El director general adjunto del Unicef, Justin Forsyth, dijo que hasta el momento no hay indicios de que su agencia se pueda ver afectada, por lo que mantiene la esperanza de que el apoyo continuará.

Frente a las crecientes necesidades humanitarias, principalmente por las guerras en Siria, Yemen y Sudán de Sur, las agencias de la ONU piden más fondos, pero la respuesta de los donantes a menudo no alcanza.

El impacto que tienen nuestras peticiones no respondidas es que los niños mueren, no van a la escuela, no reciben la protección que requieren, dijo Forsyth.

Casi uno de cada cuatro menores en el mundo vive actualmente en un país afectado por algún conflicto o desastre, de acuerdo con el Unicef.

El Unicef se centrará en 2017 en Siria, Yemen, Sudán del Sur y Nigeria, países azotados por conflictos armados y donde los niños han pagado un alto costo.

En otro tema, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, opinó que una discriminación basada en la religión o la nacionalidad en las fronteras de un país fomenta el miedo y la ira.

En su regreso de Etiopía a Nueva York, Guterres señaló que estos sentimientos pueden desempeñar un papel importante en la propaganda de las organizaciones terroristas, advirtió Guterres. Las decisiones no basadas en informaciones sólidas de los servicios secretos a menudo no son efectivas porque los grupos terroristas pueden eludirlas con los medios actuales, alertó Guterres.

Cualquier forma de discriminación en las fronteras de un país por razones de religión, procedencia o nacionalidad contradice los principios y valores fundamentales de nuestras sociedades, añadió, en referencia a la polémica prohibición de entrada a Estados Unidos a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, impuesta por Trump, aunque Guterres no mencionó al presidente estadunidense.