Sociedad y Justicia
Ver día anteriorDomingo 5 de febrero de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Saturación de aulas y carencia de material pedagógico, entre los desafíos

Falta de maestros dejará en papel enseñanza del inglés: directivos

Apoyos del programa de 2014 sobre el idioma sólo llegaron a 13.9% de escuelas de educación básica

Los muchachos tienen ganas, pero el no pasar de los primeros niveles termina por desalentarlos

Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Domingo 5 de febrero de 2017, p. 29

El déficit de maestros formados para impartir el idioma inglés en prescolar, primaria y secundaria; la carencia de materiales educativos de apoyo y los escasos recursos que se destinan para fortalecer la capacitación son algunos de los principales desafíos que se enfrentan para avanzar en el aprendizaje de una segunda lengua en México, afirmaron docentes y directivos de educación básica.

En entrevista, alertaron que sin financiamiento “creciente y una hoja de ruta con objetivos claros, la posible aplicación de un tercer programa de enseñanza del inglés –anunciado por el secretario del ramo, Aurelio Nuño Mayer, como parte de la reforma educativa– sólo quedará en una nueva promesa de papel”.

Desde hace una década, la Secretaría de Educación Pública (SEP) inició acciones para impulsar la enseñanza del idioma inglés desde tercer grado de preescolar hasta tercero de secundaria. Sin embargo, fue hasta 2009 cuando aplicó la fase piloto del Programa Nacional de Inglés en Educación Básica (Pnieb), vigente hasta 2014, cuando se fusionó con el Programa de Fortalecimiento de la Calidad en Educación Básica.

La Auditoria Superior de la Federación, en la revisión de la Cuenta Pública de 2014, indicó que como parte del Pnieb se otorgaron apoyos para la enseñanza de una segunda lengua (inglés) a 13.9 por ciento (27 mil 774) de las 199 mil 753 escuelas de educación básica del país. Sólo se garantizó la cobertura de 9.1 por ciento de precolares; 14.4 de primarias y 23.8 de secundarias.

Por si fuera poco, señaló, faltaron mecanismos de control suficientes para asegurar que los 564 millones de pesos que se transfieron a los estados para apoyar el estudio del inglés efectivamente se asignaran de forma estratégica a las escuelas con mayor necesidad de mejorar su logro educativo.

A pesar de que con el Pnieb se estableció la obligatoriedad de cubrir al menos 100 horas de enseñanza del inglés por ciclo escolar, profesores que imparten la materia frente a grupo señalaron que enfrentamos muchos desafíos. Desde problemas como la saturación de aulas, carencia de material pedagógico que incentive de forma lúdica el aprendizaje de la lengua, y en muchos casos, las familias tampoco incentivan el aprendizaje del idioma.

Ruth Torres, profesora en una secundaria técnica en la capital del país, destacó que los muchachos tienen ganas, pero hay mucha frustración cuando sienten que no avanzan de los niveles más básicos, lo que termina por desalentarlos. Además, pese a que muchos escuchan música en inglés o juegan con aplicaciones en el idioma, no crean un vínculo de aprendizaje, lo que representa un desafío pedagógico para el que no nos están capacitando.

Al respecto, directores de primaria y prescolar reconocieron que quienes imparten la asignatura de inglés muchas veces son profesores que tienen conocimientos del idioma, pero no cuenta con estudios de licenciatura o posgrado. Incluso en las comunidades rurales donde hay escuelas multigrado se pide el apoyo de algún vecino que estuvo en Estados Unidos y tiene conocimientos de la lengua para que enseñe lo elemental a los alumnos.

Cabe señalar que a partir de 2016, la SEP aplica reglas de operación para el Programa Nacional de Inglés, que ese año operó en 33 mil 93 escuelas públicas de educación básica, con una atención promedio de 9 millones de alumnos, aunque la matrícula general es de casi 25 millones de alumnos.