Política
Ver día anteriorMartes 21 de febrero de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La Cámara de Diputados prevé aprobar esta semana el dictamen correspondiente

Castigo hasta de 3 años de cárcel a quien al manejar use el celular y cause un accidente
Foto
Hablar por celular al conducir produce una distracción que puede derivar en un accidente fatal, dicen legisladores. La imagen, de archivoFoto Carlos Ramos
Enrique Méndez
 
Periódico La Jornada
Martes 21 de febrero de 2017, p. 8

La Cámara de Diputados prevé aprobar esta semana un dictamen de reforma al Código Penal Federal para sancionar, con prisión de uno a tres años, a quien provoque un accidente de tránsito que ponga en peligro la vida o cause la muerte de otra persona por conducir mientras utiliza un teléfono celular.

El dictamen de la Comisión de Justicia también incrementa las penas de prisión hasta por tres años a quien maneje en estado de ebriedad o bajo el influjo de drogas, y en él se argumentó que con esas sanciones se busca disuadir a los conductores que acostumbran conducir después de consumir acohol o drogas, o utilizar teléfonos móviles.

Se trata, precisó, de reducir el riesgo de accidentes de tránsito y la comisión de conductas típicas, como las lesiones e incluso el homicidio.

La comisión validó la propuesta del diputado Juan Manuel Cavazos (PRI), quien argumentó que la distracción al conducir es un importante factor de riesgo por traumatismo en accidentes de tránsito, y que una de las principales causas es hablar por teléfono y el envío de textos, que han desplazado a la ingesta de alcohol como la primera causa de percances viales.

Diputados buscan que los conductores no se descuiden con ningún tipo de tecnología, pues se ha comprobado que contestar una llamada o incluso tomar agua produce distracción cognitiva que puede derivar en un accidente mortal.

En el dictamen se expuso que la distracción de un conductor puede ser visual, cognitiva, auditiva y física.

La primera ocurre cuando el conductor mira a otro lado del camino, en actividades que no se relacionan con llevar un vehículo; la segunda, al reflexionar sobre un tema de conversación, en lugar de ir atento al entorno y a la vía pública. La tercera, porque al responder una llamada o escuchar música a alto volumen puede enmascarar otros sonidos.

Y finalmente, operar el volante con una sola mano por usar el celular o inclinarse para sonorizar una estación de radio puede dar lugar a girar.

Las distracciones que se producen al manejar son muy variadas y aumentan considerablemente el riesgo de tener un accidente de tránsito y con esto causar lesiones o incluso la muerte a personas, y aunque en casi todo el país está prohibido por los reglamentos de tránsito, los conductores continúan con esta práctica, indicó.