Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 1º de marzo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Los más pobres gastan hasta 60% de ingresos en alimentos

Consumo de comida chatarra, por alto costo de frutas y verduras: especialista
Angélica Enciso L.
 
Periódico La Jornada
Miércoles 1º de marzo de 2017, p. 36

La reducción del consumo de cultivos y el alto costo de frutas y verduras en México ha llevado a que la población coma alimentos chatarra, que son más baratos, lo que se traduce en mala dieta y causa de muchos casos de morbilidad y mortalidad, sostuvo Jessica Fanzo, profesora de políticas públicas y alimentación global de la Escuela de Salud Pública de Bloomberg.

Explicó que en el mundo se hacen 12 cultivos en 75 por ciento de la tierra agrícola, y uno de ellos es el maíz. Es preocupante para la dieta perder la variedad de alimentos, lo cual también tiene impacto ambiental. Una alimentación omnívora tiene menos efecto en el medio ambiente.

La experta presentó la conferencia Dietas sustentables. ¿Podemos alimentar al mundo adecuadamente y proteger el planeta?, en la cual advirtió que hay agotamiento de los recursos naturales por el suministro de alimentos, por lo que la dieta de la población también afecta el medio ambiente.

Destacó que conforme la población se mueve hacia centros urbanos, hay una transición alimentaria. México consume mucha comida ultraprocesada, lo cual es muy caro. En países de bajos ingresos es difícil tener una dieta básica. Los más pobres gastan 60 por ciento de sus ingresos en alimentos.

Apuntó que en México los alimentos procesados son más baratos que verduras y vegetales, y la mala dieta es el primer riesgo para la morbilidad y mortalidad por el alto consumo de azúcar y la baja alimentación de verduras y vegetales.

Explicó que en el país se consumen en promedio mil 260 calorías más al día, pese a que lo recomendable son 2 mil 500 para los hombre y mil 500 para las mujeres.

Fanzo informó que se trabaja en un marco conceptual, junto con la Organización de Naciones Unidas, para llevar un mejor papel en la cadena alimentaria y tomar acción para caminar hacia dietas más saludables y sustentables mediante acciones como la definición de metas globales, mayor coherencia entre políticas de comercio internacional y nutrición, y alinear la dieta nacional con las políticas alimentarias.

Por su parte, Abelardo Ávila, experto del Instituto Nacional de Nutrición, al comentar la participación de Fanzo, subrayó que el ambiente obesogénico tiene detrás una industria de 80 mil millones de dólares de ventas anuales en México.