Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 13 de marzo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Es padecido por más de la mitad de la población mundial

Con terapia adecuada es posible frenar el desarrollo de glaucoma: experta
Ángeles Cruz Martínez
 
Periódico La Jornada
Lunes 13 de marzo de 2017, p. 34

Perder la capacidad de ver de reojo es indicador de la presencia de glaucoma, primera causa de ceguera irreversible. A consecuencia de este mal, el campo visual se reduce paulatinamente hasta que la persona queda ciega. No obstante, con el tratamiento médico correcto es posible frenar su progresión, explicó Judith Sarmina, jefa del servicio de oftalmología del Hospital Regional Adolfo López Mateos del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste).

La especialista comentó, con motivo del Día Mundial del Glaucoma (12 de marzo), que más de la mitad de la población a escala global tiene este padecimiento, pero lo desconoce porque no hay síntomas. Se detecta mediante la revisión por un médico oftalmólogo, que incluye medición de la presión intraocular y valoración del nervio óptico.

Si se descubre alguna anomalía se realiza el estudio del campo visual, método de diagnóstico de glaucoma, y una tomografía de coherencia óptica, para evaluar fibras nerviosas y células ganglionares. Con éstas se determina el daño provocado por la enfermedad.

Sarmina advirtió sobre la importancia de que las personas se practiquen una revisión oftalmológica una vez al año, a fin de detectar de manera oportuna el glaucoma. Si bien es un mal degenerativo que puede presentarse en individuos a partir de los 50 años de edad, si se le detecta es posible evitar que siga avanzando y es mejor para los afectados si se encuentra en etapas iniciales, ya que conservan la mayor parte de su capacidad visual.

Uno de los factores importantes de riesgo para desarrollar glaucoma es la herencia. Si la madre padeció este mal, las probabilidades para los hijos aumentan cinco veces. Si el portador es el padre, la posibilidad es tres veces más alta respecto de quienes no tienen estos antecedentes familiares.

Otros factores son tener presión intraocular alta, edad avanzada, miopía, hipermetropía y diabetes. Asimismo, si se ha tenido glaucoma en un ojo hay alto riesgo de desarrollar la enfermedad en el otro.

La doctora Sarmina comentó que la revisión de los ojos debe realizarse a partir de los 40 años a personas con antecedentes familiares y al resto después de los 50.