Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 16 de marzo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Producirá la UNAM antivenenos para África
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Jueves 16 de marzo de 2017, p. 35

El mundo enfrenta una severa crisis por la escasez de antivenenos con un precio justo, además de que hay poco personal capacitado para utilizar los tratamientos diseñados para salvar a las víctimas de mordeduras de serpiente.

A escala global, cada año 5 millones de personas son mordidas por serpientes, y de ellos 150 mil mueren por esa causa.

Ante ello, expertos de varios países, entre quienes hay científicos de la UNAM, crearon una alianza estratégica con la que han emprendido un proyecto para mejorar el acceso a antivenenos de calidad y así salvar vidas en regiones de alta incidencia de mordeduras de serpiente, particularmente en África.

Ayer se dio a conocer la constitución de una alianza internacional de expertos de Estados Unidos, México y África para abordar el tema. Este grupo está conformado por la Sociedad Africana de Venenología (Sav-asv), el Instituto de Biotecnología (IB) de la UNAM y el Instituto de Inmunoquímica Farmacología de Venenos y Respuesta a Emergencias (Viper, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Arizona.

Salvan mil pacientes por día

La idea es enfrentar la actual crisis de antivenenos para el tratamiento adecuado de mordeduras de serpientes en el continente africano, se dijo en información difundida por estas tres instancias.

La alianza está trabajando con gobiernos africanos para desarrollar e introducir tratamientos con antivenenos de alta calidad y precio justo en el África subsahariana.

Además, desarrolla una serie de videos para capacitar a los profesionales de la salud africanos sobre el uso adecuado de los antivenenos y las mejores prácticas para el cuidado de pacientes con mordeduras de serpientes.

El mundo carece de suficientes antivenenos para aquellos que más lo necesitan; la mayoría de los médicos carecen de entrenamiento para utilizarlos y su costo es extremadamente alto, aseveró Leslie Boyer, directora del Instituto Viper.

Alejandro Alagón, investigador de IB de la UNAM, señaló que “desarrollar y fabricar un buen antiveneno para una región –como el África subsahariana– depende de una excelente colaboración y comunicación. Para ser efectivos, el grupo que conforma la alianza de biotecnología necesita tener la mejor información posible”.

Los antivenenos desarrollados por Alagón y colegas (como parte de la alianza establecida) son utilizados actualmente para tratar a mil pacientes por día en todo el mundo.