Ciencias
Ver día anteriorViernes 17 de marzo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Desarrollo de la UNAM permite viajar entre las nebulosas
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Viernes 17 de marzo de 2017, p. 2

Viajar entre nebulosas en un carguero espacial, como el Halcón Milenario, y en el que uno de los pilotos pueda ser el destacado astrónomo mexicano Manuel Peimbert Sierra, es algo que se experimenta de cerca.

Navegar a miles de años luz de la Tierra, entre fenómenos como el nacimiento y la muerte de las estrellas, además de vivir nuevas experiencias espaciales es posible gracias a una exposición de realidad aumentada que se exhibe en el vestíbulo del Instituto de Astronomía (IA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La muestra Nebulosas: del nacimiento a la muerte estelar, que durará un mes, fue inaugurada ayer en medio de una expectativa por atestiguar los alcances de la realidad aumentada, que fue desarrollada por especialistas de la Dirección General de Cómputo y Tecnologías de Información y Comunicación de la casa de estudios, con el apoyo de astrónomos.

Imágenes sometidas a trabajo de realidad virtual

El proyecto presenta 40 imágenes de nebulosas planetarias que fueron parte de un concurso de astrofotografía convocado en 2015 por el IA. Las nueve ganadoras y tres que recibieron mención honorífica fueron sometidas a un trabajo de realidad virtual. Para quienes no puedan presenciarla físicamente, se desarrolló la apliación Nebulosas que se puede descargar gratuitamente para dispositivos Android y en breve estará para el sistema operativo iSO.

Tras la inauguración, sin dudarlo, Peimbert, investigador emérito del IA, tomó el mando del carguero espacial. Con el apoyo de una tablet, apuntó hacia las imágenes de realidad virtual. Pese a su ya larga trayectoria como científico especializado en el estudio de las nebulosas, se sorprendió al ver el resultado.

“Como en La guerra de las galaxias”, expresó al sentir que estaba entre los gases de la nebulosa. Y es que la realidad virtual permite hacer acercamientos a ese fenómeno, entrar en él.