18 de marzo de 2017     Número 114

Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER

Suplemento Informativo de La Jornada

Dolo y desinformación, detrás
de las críticas a la iniciativa
de LGB: Ninfa Salinas


Ninfa Salinas FOTO: Lourdes Rudiño

Lourdes Rudiño

Para Ninfa Salinas Sada, presidenta de la Comisión de Recursos Naturales del Senado de la República, las principales inconformidades manifestadas por grupos ambientalistas y de la sociedad frente a la iniciativa de Ley General de Biodiversidad (LGB) obedecen a dos razones: desinformación –generada por el acceso amplio a medios y noticias cuya fuente no es corroborada– y dolo de parte de dos o tres organizaciones que quieren manchar este proyecto.

En entrevista, la legisladora perteneciente al Partido Verde Ecologista (PVE) es enfática al asegurar que:

  • La iniciativa ha sido ampliamente consultada. En el más reciente foro, realizado en el Senado el 14 de febrero de 2017, se observó un consenso de 99 por ciento. “Esto está en las actas y puede ser consultado”.

  • Para ella resulta desconcertante el hecho de desmentir algunas notas de prensa con críticas a la iniciativa, y no obstante ello, “a la semana siguiente vuelven a publicar con los mismos argumentos”.

  • Se ha publicado en varios medios que el autor de la iniciativa es Felipe Ramírez, un ex funcionario acusado de tráfico de especies. “No lo conozco, nunca en mi vida lo he visto, no sé quién es, no sé de dónde sacaron ese rumor”.

Ninfa Salinas justifica la iniciativa legislativa con estos argumentos: Hay que integrar en una sola ley los tres niveles de la vida (“los genes antes de la vida; el hábitat como el espacio donde la ida se desarrolla, y la vida misma, las especies”). Estos tres niveles se correlacionan directamente y hoy ninguna ley lo manifiesta de tal manera. México ratificó la firma del Protocolo de Nagoya sobre Acceso y Participación en los Beneficios (instrumento del Convenio sobre la Diversidad Biológica), con lo cual se vuelve ley. “No habíamos hecho nada, y es una deficiencia que sin duda hay cubrir”.

Al respecto, comenta, hay gente que dice ‘son parches’. Me parece un argumento muy débil, claro hay cosas positivas de la legislación [actual, la Ley de Vida Silvestre y la Ley General de Protección al Equilibrio Ecológico] ¿Cómo no vamos a tomar lo positivo? ¿Por qué tendríamos que hacer todo nuevo?

-La Red Temática del Patrimonio Biocultural (que integra a 174 académicos) ha criticado ampliamente la iniciativa, y algo que resalta es que ésta omite un sistema de protección al conocimiento tradicional, de los pueblso indígenas, asociados a los recursos genéticos y naturales. ¿Qué responde usted?

-Qué chistoso, porque nosotros establecemos una figura clarísima que es hacer un patrimonio biocultural en donde no sólo estamos apostando por la parte de biodiversidad sino también incluir la cultura como parte de ese patrimonio.

“Es una figura que hoy no existe en México y que precisamente integra esos conceptos para una región, estoy dando un ejemplo que se me viene a la cabeza, por ejemplo la región de Oaxaca o la región de Chiapas en donde efectivamente existe una diversidad cultural y una riqueza enorme que aporta también al valor como región, no sólo es el corredor biodiverso que existe ahí sino que también los pueblos, y las ideas suman a que se haga y se reconozca como un valor de la región, esa figura la estamos metiendo en la ley […] Estamos tratando de fortalecer esos vínculos culturales y de tradición que existen en un región misma, por lo general estas personas verdaderamente tienen un respeto y una interacción con su región muy especial, esos pueblos no son los que destruyen, al contrario, yo creo que son gente que históricamente tiene tradiciones muy arraigadas, me parece tradiciones fantásticas que ayudan al cuidado y al respeto por su entorno, por su medio ambiente, y nosotros lo que requemos es fortalecer precisamente con esta figura patrimonio biocultural.

“No he tenido interacción con ella [con la Red], a mí no me han solicitado ninguna reunión pero encantada de poder verlo, creo que estamos persiguiendo lo mismo y creo que podríamos hacer cosas en conjunto”.

-La Red también dice que las comunidades deben ser consultadas sobre la ley. ¿Qué opina usted?

-La consulta es un tema que no me toca decidir a mí. La consulta va en cuanto a la ley y la normativa que nos emite la Secretaría de Medio Ambiente, y si así lo manifiesta así lo haremos, yo no quiero ir en contra de lo que dice nadie, pero tampoco puedo inventar mis propias reglas. Entonces sin duda nosotros estamos tratando de estar alineados a la regla, y por supuesto aperturando a construir en el patrimonio cultural de México. Si algo hace falta, con mucho gusto lo integraríamos, pero yo creo que son muchas cosas que hay que debatir sobre si estamos bien o no estamos bien y yo creo que el consenso está casi en el 99 por ciento. Vamos por buen camino, pero si siguen haciendo falta algunas cosas encantada de poder debatirlas.

-Otra crítica es que hay riesgo de que se deje fuera la prohibición a la captura, importación, exportación y aprovechamiento de algunas especies vulnerables, como las tortugas marinas…

-Es que eso es completamente falso. No tengo nada más que decir, eso es falso, falso, falso […] México es un país tortuguero que protege a sus tortugas desde hace varios años, está establecido en tratados internacionales y en ciertas disposicones para nuestro territorio y todo eso se sostiene. Nada cambia.

-También menciona que la iniciativa soslaya la protección de los psitácidos –pericos y guacamayas–, lo que conllevaría al aumento del tráfico ilegal.

-La iniciativa habla acerca de establecer vedas, ya existen las vedas, y se sostienen, lo que dice la iniciativa es que va a haber una consulta científica para ver cuál es la opinión de la comunidad científica acerca del correcto manejo de esas especies. De regreso, hay dolo, no sé cuál parte no se explica, la veda se sostiene. Simplemente lo que estamos diciendo es que la decisión debe de ser consultada periódicamente a la comunidad científica. Eso no lo digo yo, hay muchas personas muy serias, mexicanos comprometidos que deben de tener una voz sobre cuál es el mejor manejo de la especie.

Quiero comentar también que ha habido un mito general de que la iniciativa de ley desprotege especies forestales y acuáticas. Eso no es así. El artículo que nosotros estamos integrando es mucho más protector pues precisamente agrega el componente de la biodiversidad y respeta al ciento por ciento los ámbitos de la aplicación de Ley Forestal Sustentable, la Ley de Pesca, la Ley de Desarrollo Rural Sustentable. Al aplicar la Ley General de Biodiversidad, a los recursos maderables y no maderables y especies forestales en general se les reconoce como parte del patrimonio biodiverso de México. Y se siguen regulando las especies forestales de manera expresa por la legislación ya eistente. Nosotros estamos respetando eso. No sé de dónde salen interpretaciones distintas.

-Se cuestiona el cambio de conceptos de “trato digno y respetuoso” a bioética.

-Hoy en día tenemos un concepto de trato digno y respetuoso para las especies. Nos parece que solamente funciona para especies en cautiverio, pues et´ta en un entorno controlado, pero si hablamos de un jaguar en vida libre, o flora y fauna en su hábitat, ¿cómo se les puede tratar de manera digna y respetuosa? Entonces, sentimos que es un concepto defectuoso. Ha habido mucho debate, pero nadie me ha podido dar un argumento de cómo es que se sostiene eso en la vida libre. Por eso modificamos el concepto por una más amplio, más robusto, que es bioética de manejo, que aplica a las especies en cautiverio y a las que están en libertad, es un concepto que considera la interacción humana con estas especies, en cualquier situación.

-¿Qué organizaciones han manifestado su apoyo a la iniciativa?

-Todas. Realmente quienes no están de acuerdo son Teyeliz, Greenpeace y Defenders of Wildlife, las tres que básicamente están haciento todo este ruido. Todas las demás organizaciones han sido consultadas, han sido invitadas y me han manifestado de muchas maneras que están a favor. La misma Comisión Nacional de Biodiversidad (Conabio), a la cual tengo mucho respeto, me han manifestado que está a favor. Y lo msmo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Han metido sus observaciones y me dicen en su gran mayoría están de acuerdo y que sería una ley que benificiará a nuestro país, asimismo la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y pues las distintas organizaciones, por eso te diría más bien las que no, porque esas tres son las que han estado haciendo este ruido.

No, esta es la última, ya llevamos para la realización de la misma hicimos una consulta amplísima y ahora tuvimos precisamente el foro y yo creo que tenemos materia suficiente, tenemos más de un año trabajando esto, contrario a lo que se ha dicho no es ninguna cosa exprés, hemos tenido largo tiempo de debate, creo que ahora es momento de concretar de ponerlo en un texto y de empezar a debatir ya para pasar a pleno.

Ninfa Salinas aspira a que la iniciativa de Ley General de Biodiversidad se aprobada en el actual periodo de sesiones, pues pronto todos los esfeurzos van a estar concentrados en las elecciones. “Haré todo lo posible para que así sea”.

opiniones, comentarios y dudas a
jornadadelcampo@gmail.com