Política
Ver día anteriorViernes 24 de marzo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Crimen contra la libertad

Inscriben el nombre de la periodistan asesinada en La Cruz de Clavos

Miroslava fue nuestra voz, lloran activistas sociales chihuahuenses
Foto
Peritos de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua recaban pruebas sobre la agresión que sufrió la periodista Miroslava Breach Velducea, quien perdió la vida al ser baleada por un sicario cuando salía de su domicilio particularFoto Ap
Blanche Petrich
 
Periódico La Jornada
Viernes 24 de marzo de 2017, p. 5

Cada vez que las organizaciones de defensores de derechos humanos de Chihuahua inscriben el nombre de una mujer recién asesinada en el monumento denominado La Cruz de Clavos, frente al palacio de gobierno, se estremecen. Es imposible no preguntarse cuál será el próximo nombre de la lista.

Y ahora toca que nosotras pongamos ahí el nombre de Miroslava Breach, comparte Luz Estela Castro, directora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres.

Cuántas veces esta periodista nos acompañó en estas ceremonias. Cuántas veces no compartió con nosotros este escalofrío que te da cuando pones un nuevo nombre, señaló.

Defensoras y activistas sociales del estado se dieron cita este viernes, frente al monumento que erigieron hace 15 años en la Plaza Hidalgo de la capital chihuahuense, para celebrar la vida de Miroslava y agradecerle todo el acompañamiento que dio a nuestras causas durante su vida profesional, explicó Lucha Castro.

La noticia del asesinato de la corresponsal de La Jornada, ayer por la mañana, alcanzó al colectivo de luchadores sociales en un momento que sentían como celebración, cuando se aprestaban a firmar la Declaratoria Chihuahua por las Mujeres con el gobernador Javier Corral y representantes de los poderes Legislativo y Judicial del estado. El acto se canceló de inmediato.

En múltiples ocasiones, desde que empezó su trabajo de reportera, Miroslava fue nuestra voz. En los temas de la defensa del agua, de la tierra, de los derechos de los tarahumaras, los feminicidios, las desapariciones y los desplazamientos. Fue una periodista emblemática en un gremio como el de Chihuahua, que lamentablemente está muy corroído por la corrupción. Ella siempre destacó por su alto valor ético.

Mientras organizaciones sociales y periodistas del estado realizaban reuniones de emergencia para decidir sus acciones ante el crimen, trascendió que el fiscal general del estado, César Augusto Peniche, se comprometió a seguir dos líneas primordiales de investigación, la referente al trabajo periodístico de nuestra corresponsal y una línea política, bajo la hipótesis de un intento de desestabilización ante la posibilidad de que próximamente se inicien las primeras consignaciones de los presuntos responsables de corrupción en el gobierno de César Duarte Járquez.

Este viernes, frente a la emblemática Cruz de Clavos, las organizaciones exigirán el pleno esclarecimiento del crimen, lanzarán una declaración por el derecho a la verdad y demandarán que la Fiscalía General del Estado incorpore en las indagatorias a representantes de la prensa local y defensores de derechos humanos.

Adicionalmente, explicó Lucha Castro, se solicitará al gobernador Corral que acepte de coadyuvante en la investigación al fiscal colombiano Pedro Díaz, quien ya está colaborando con asesoría en la conformación de una unidad de búsqueda de personas desaparecidas en la entidad. Díaz, ex director de la Unidad de Derechos Humanos de la fiscalía, fue responsable de la investigación y consignación del general Rito Alejo del Río, cabeza de importantes grupos paramilitares en su país.

La mirada de un experto como él puede ser de mucha utilidad, cuando aquí ya se ha demostrado que las medidas cosméticas no sirven para defendernos. En el caso de la prensa, esta muerte representa un rotundo fracaso del mecanismo local de protección a defensores y periodistas.