Estados
Ver día anteriorViernes 31 de marzo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Empleados del Registro Civil acusan a ex titular de Gobierno de violar procedimientos

Reparto indiscriminado e ilegal de actas de nacimiento en Sinaloa

Ni siquiera se confirmó existencia, edad o lugar de origen de personas a quienes se expidieron, señalan trabajadores

Todas las entregadas en ferias de servicios tienen anomalías, dicen

Foto
Una de las ferias de servicios del gobierno de Sinaloa, en Culiacán, donde se entregaron actas de nacimiento. En estas jornadas, convocadas por Gerardo Vargas Landeros, secretario general de Gobierno en la administración de Mario López Valdez, funcionarios estatales llevaban diversos servicios a colonias y comunidadesFoto Javier Valdez
Javier Valdez Cárdenas
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 31 de marzo de 2017, p. 30

Culiacán, Sin.

Durante el gobierno de Mario López Valdez, que concluyó el último día de 2016, se entregaron de manera indiscriminada actas de nacimiento en las llamadas ferias de servicios, sin cumplir los requisitos que marca la ley, lo que facilita delitos como el robo de identidad, cobro ilegal de seguros y otros.

Porque el gobierno de Sinaloa, a través de la Secretaría General de Gobierno, que dirige Gerardo Vargas Landeros, ha logrado oportunamente dotar de identidad (actas de nacimiento) a 246 mil 331 nuevos sinaloenses, señala un boletín emitido por la autoridad estatal el 11 de marzo de 2015.

Además, en los cinco años de la presente administración, el Registro Civil ha dado certeza jurídica a más de 10 mil niños, niñas y adultos mayores que no contaban con identidad, agregó.

Fuentes de la Dirección del Registro Civil aseguran que estos documentos contienen diversas irregularidades; por ejemplo, no se constató la existencia de las personas a cuyo nombre se realizaron las actas; tampoco su identidad, si existen las poblaciones donde supuestamente nacieron ni su edad, entre otros datos importantes.

Con un acta de nacimiento, aun irregular, se pueden obtener otros documentos importantes, como acta de matrimonio, licencia de conducir y credencial para votar, así como adquirir o reclamar propiedades o cobrar seguros, entre otros trámites.

A pesar de que la Dirección del Registro Civil tiene un área de visitadurías, cuya responsabilidad es verificar a fin de evitar irregularidades y acudir a las oficialías del Registro Civil en los 18 municipios, esta área no opera porque sólo tiene tres empleados y carece de recursos.

La mayoría de las actas fueron entregadas durante las 57 ferias de servicios convocadas por Vargas Landeros en el estado. En tales actos los funcionarios llevan servicios de sus dependencias a los ciudadanos: atención odontológica, médica, financiamiento a microempresas, atención a casos de violencia familiar, apoyos educativos para jóvenes y expedición de actas de nacimiento, entre otros.

Con la llega de Quirino Ordaz Coppel a la gubernatura, el primero de enero, asumió la dirección del Registro Civil Tiberio Saraco, ex líder del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado, pero renunció en marzo por asuntos personales.

Personal sindicalizado y funcionarios consultados son implacables: todas las actas de nacimiento entregadas en las ferias de servicios tienen inconsistencias.

No se verificaron fechas ni lugares de nacimiento, o si ya estaban registrados en sus lugares de origen. De hecho, en comunidades como Villa Juárez registraban por familias: dos, tres, cinco chamacos. También se hacían modifocaciones de actas ya registradas, señaló un servidor público que acudió a las ferias y forma parte de la Dirección de Registro Civil.

Con Gloria González Burboa y luego con Sol María Rodríguez Tiznado como directoras del Registro Civil, “se cometieron muchas tropelías. Llegaban desconocidos a la oficina, con la firma del secretario general de Gobierno o con ‘órdenes directas’ de él para que se hicieran actas de nacimiento sin la mínima confirmación de datos.

¡Hacían cada cosa! Cambios que debían realizarse mediante un juicio, las autorizaba Gerardo Vargas Landeros. Iban a los archivos y ordenaban que se hicieran cambios a la base de datos, prácticamente sin sustento, por orden del secretario. Una vez llegó una persona con un documento que traía firma, pero no el nombre, y ahí se comparó y se supo que era la firma de él.

Firma de ultratumba

Hace alrededor de dos años, agregó, empezaron a detectarse estas anomalías al realizar trámites: muchas actas expedidas por primera vez y las correcciones realizadas no se asentaron en libros.

Una vez llegó una señora. Quería saber si el acta de divorcio de su novio era legal, pero la firmaba Belén Torres, un juez de Navolato que murió hace como 20 años, y el acta tenía fecha de 2012. Parece de risa, pero es grave. Es un delito que nadie investiga, manifestó un empleado del gobierno estatal.

Otro señaló que le pidieron corregir un acta, pero el trámite era irregular y el empleado se opuso a realizarlo, pues su nombre y su clave quedarían registrados en el sistema. No es un favor. Es una orden, le respondieron.

Si nos están ordenando, ¿qué vamos a hacer nosotros como trabajadores? A muchos les tocó eso o los obligaban a ir a las ferias a otros municipios, sábado o domingo (acudían hasta 200 empleados), y sacaban hasta cinco actas de nacimiento sin que les presentaran un solo documento, manifestó.