Mundo
Ver día anteriorViernes 31 de marzo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El gobierno del republicano apela del fallo

Juez de Hawai prorroga orden que bloquea veto migratorio de Trump
Ap
 
Periódico La Jornada
Viernes 31 de marzo de 2017, p. 29

Honolulu.

Un juez federal en Hawai prorrogó la orden que bloquea el veto migratorio del presidente Donald Trump hasta que se resuelva una demanda del estado, decisión que apeló el gobierno del republicano.

Derrick Watson, juez de distrito, emitió el fallo escrito el miércoles tras escuchar las argumentaciones.

Interesado en que continúe el bloqueo a la orden presidencial, Douglas Chin, secretario de Justicia del estado, argumentó que el mensaje implícito en el veto es como un “letrero de luz neón que dice: ‘no musulmanes, no musulmanes’” que el gobierno no se molestó en apagar.

El Departamento de Justicia había dicho que si Watson concedía la solicitud, debería hacer que el fallo fuera más específico para que sólo abarque la parte del decreto de Trump que suspende la entrega de visas a las personas provenientes de seis países de mayoría musulmana.

Chad Readler, abogado gubernamental, dijo que la congelación del programa estadunidense para los refugiados carece de efecto en Hawai.

La orden ejecutiva de Trump prohíbe temporalmente la emisión de nuevas visas a ciudadanos de Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen, seis países de mayoría musulmana, y suspende la admisión de refugiados, con excepción de los originarios de Irak.

Watson fue el segundo de tres jueces en escuchar los argumentos contra la prohibición de ingreso, que también evaluaban jueces de los estados de Maryland y Washington, que recibieron demandas similares.

El gobierno de Trump apeló de la decisión del juez Watson. Los abogados del gobierno interpusieron la apelación ante la corte federal de apelaciones del noveno circuito, y señaló que también se aplica a la orden temporal que Watson emitió previamente para levantar la suspensión a otorgar nuevas visas para habitantes de seis naciones predominantemente musulmanas y el congelamiento del programa de refugiados.