Sociedad y Justicia
Ver día anteriorViernes 31 de marzo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La escuela ya no es vehículo de movilidad social, reproduce la desigualdad social

Falla el actual modelo educativo en comprender la pobreza: expertos

No vemos por ninguna parte medidas efectivas de compensación, destacan en el Colmex

Estudiantes no aprenden debido a condiciones de pobreza y una pedagogía deficiente

Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Viernes 31 de marzo de 2017, p. 36

Especialistas afirmaron que el nuevo modelo educativo carece de una mejor comprensión de la pobreza y de lo que implican estas desigualdades para las familias y comunidades en el apoyo al aprendizaje de niños y adolescentes. La miseria, destacaron, no sólo es un tema de deciles de ingreso. Los niños indígenas y jornaleros agrícolas enfrentan la desigualdad, pero no de la misma forma.

Agregaron que tampoco se presenta un verdadero diagnóstico sobre los alcances que ha tenido en las escuelas las políticas públicas emanadas de la reforma educativa que ya se han puesto en marcha.

Reunidos en el Seminario Permanente de Desigualdad Socioeconómica, que este año se dedicará a analizar el área educativa, convocado por El Colegio de México (Colmex), advirtieron sobre los obstáculos que aún deben solucionarse para garantizar una educación de calidad en México, entre ellas, llevar a la práctica medidas efectivas de compensación que no vemos por ninguna parte.

María Ibarrola, experta del Departamento de Investigaciones Educativas (DIE) del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, destacó que en la puesta en marcha del nuevo modelo educativo se deben considerar tres factores: el aspecto político-cultural, pues pese a ser una propuesta atractiva, que se presenta de forma novedosa e insistente, también ha generado una oposición clara de la disidencia magisterial, a lo que se suma los riesgos de un cambio de gobierno.

También, dijo, se debe analizar la viabilidad concreta, es decir, lo que ya se ha hecho. Y lo que más aplicó es la evaluación a los maestros, luego vino el modelo educativo y las estrategias de capacitación docente, pero hay otras cosas que no se han realizado.

El Servicio de Asistencia Técnica a la Escuela no funciona, la tutoría (a los docentes) está sujeta a que se resuelva (fiscalmente) está figura laboral, y quién podrá tener acceso a un tutor en una escuela multigrado o del Consejo Nacional de Fomento Educativo, agregó.

Al respecto, Sylvia Schmel-kes del Valle, presidenta del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), reconoció que un porcentaje importante de estudiantes de entornos marginados no están aprendiendo lo que miden las pruebas estandarizadas debido a condiciones externas, que incluyen la pobreza de las familias, pero también de la escuela, y en una pedagogía deficiente de los docentes.

En el seminario, al que acudió el ex director del INEE Felipe Martínez Rizo, el investigador del Centro de Estudios Sociológicos, Patricio Solís, señaló que la educación puede ser un vehículo para reducir la desigualdad e incrementar la movilidad social, pero también puede ser un instrumento para la reproducción de las desigualdades sociales, lo que ocurre cuando las oportunidades educativas se distribuyen de manera inequitativa.

En ese sentido, explicó, en un entorno de marcadas desigualdades sociales la ilusión meritocrática de la educación como determinante principal del acceso a las oportunidades de vida se diluye. Lo que queda, dijo, es una institución que lejos de redistribuir oportunidades, las concentra entre quienes tienen el privilegio de ingresar a las mejores escuelas y continuar sus estudios en virtud de sus ventajas heredadas. Desafortunadamente, en México la educación más que un vehículo de movilidad social, es una institución que reproduce la desigualdad social.