15 de abril de 2017     Número 115

Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER

Suplemento Informativo de La Jornada

El papel de las OSC en la
conservación de la biodiversidad

Jessica Swanson Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de las Américas Puebla y técnico en Manejo de Vida Silvestre por la Universidad Veracruzana  jessiehswanson@gmail.com

La región de Los Tuxtlas es una de las zonas con mayor biodiversidad en México y gracias a esto en 1998 fue decretada área natural protegida con la categoría de reserva de la biosfera, que tiene como objetivo preservar, conservar y restaurar el equilibrio biológico y patrimonio ambiental. Lo anterior ha generado oportunidades para desarrollar diferentes actividades encaminadas a la conservación y protección de la Reserva, entre ellas la creación de una amplia variedad de organizaciones de la sociedad civil (OSC), dedicadas entre muchas otras cosas a la educación ambiental, investigación y el desarrollo sustentable.

La región de Los Tuxtlas está integrada por siete municipios: Santiago Tuxtla, San Andrés Tuxtla, Catemaco, Soteapan, Mecayapan, Tatahuicapan de Juárez y Pajapan. Sin embargo, los municipios que abarca la Reserva son ocho, incluyendo además de los anteriores a Ángel R. Cabada, el cual tiene influencia en varios aspectos sociodemográficos y de uso y manejo de recursos naturales.

En su plan de manejo, la Reserva de la Biosfera Los Tuxtlas (RBLT), considera a ciudadanos, autoridades y organizaciones civiles y privadas para que contribuyan de manera conjunta al cumplimiento de los objetivos de conservación de esta área natural protegida. Ello, tomando en cuenta que constituye una porción del territorio nacional terrestre, representativa de los diferentes ecosistemas y su biodiversidad, y que por su importancia está sujeta a regímenes especiales de protección, conservación, restauración y desarrollo.

En la Reserva de la Biosfera se cuenta con una amplia participación de ejidos, comunidades, organizaciones sociales y civiles, instituciones de los tres niveles de gobierno, centros e institutos de investigación y educación. Además, se tiene un contacto directo y constante con instituciones de investigación y educación como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)y la Universidad Veracruzana (UV).

La Dirección de la RBLT promueve la participación de las instituciones de investigación y académicas, así como de organizaciones sociales, públicas y privadas en el desarrollo de investigación básica y aplicada en la Reserva. Las OSC han tenido la oportunidad de desarrollar sus proyectos, apoyadas con recursos económicos de diferentes instituciones privadas y gubernamentales nacionales e internacionales. Como resultado de los trabajos de investigación, colaboración y participación de las OSC en Los Tuxtlas, se ha logrado generar un plan de manejo más completo, inclusivo y participativo, aumentando de esta manera las posibilidades de conservación en la región, ya que se logra un frente común con el mismo objetivo.

Una de las participaciones más importantes de las OSC es en el consejo asesor de la Reserva, ya que en éste se cuenta con un subconsejo de organizaciones de la sociedad civil que tiene voz y voto y que a la fecha representa a 14 OSC en la RBLT. Además se cuenta con la participación de otras OSC en diferentes subconsejos de dicho consejo.

Desafortunadamente, se carece de un directorio actualizado para determinar cuáles y cuántas son las OSC que están realizando trabajos de investigación o conservación de la biodiversidad en Los Tuxtlas. Pero podemos mencionar algunas de las más involucradas en la actualidad: Defensores del Medio Ambiente de Los Tuxtlas, AC; Proyecto Sierra Santa Marta; INECOL, AC; Gente Sustentable; Selva del Toztlan, AC; Mujeres Gestoras, AC; Ecoenlance Sustentable, AC; Fomento Social y Ecológico, AC; Centro Mexicano de Rehabilitación de Primates, AC; Agua y Monte, AC, y Sembrando Semilla Sagrada, AC.

Las OSC en Los Tuxtlas contribuyen directamente a la conservación y restauración ecológica y de la biodiversidad, por medio de la educación, sensibilización ambiental y capacitación. Algunas de las acciones que realizan las OSC son: actividades para la mejora de las políticas públicas, generación y difusión de información y el empoderamiento y la participación de la sociedad. Asimismo, la promoción de la educación como herramienta básica y fundamental para el desarrollo equilibrado y duradero.

Ejercen acciones para la preservación en zonas de la Reserva. Realizan trabajo directo con comunidades mediante asesoría y organización, para la conservación de la naturaleza. Sobre desarrollo sustentable, tienen varios proyectos en comunidades indígenas y en la zona de amortiguamiento de la Reserva. Han realizado reforestaciones, y en específico el Proyecto Selva del Interser, de la asociación civil Defensores del Medio Ambiente de Los Tuxtlas, ha sembrado en la región más de cinco mil árboles, en los tres años recientes. Además, algunas de las OSC hacen activismo y son fuertes críticas de las políticas gubernamentales antiecológicas.

Es claro que la conservación a futuro de la riqueza biológica que existe en Los Tuxtlas sólo podrá lograrse si se mantienen las zonas núcleo de la Reserva como tales, y si se logra modificar las prácticas agropecuarias actuales dentro de la zona de amortiguamiento, así como la tala hormiga y la cacería ilegal en las zonas núcleo. Sin embargo, para que la Reserva cumpla con su propósito, es también fundamental estimular y garantizar la continua participación de instituciones de investigación y de organizaciones sin fines de lucro, interesadas en la conservación de la fauna y flora nativa de Los Tuxtlas.

opiniones, comentarios y dudas a
jornadadelcampo@gmail.com