Cultura
Ver día anteriorSábado 15 de abril de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Paulina Derbez participará en la plantilla académica del encuentro Music in the Alps

Violinista mexicana llevará su método pedagógico a festival de Austria

La propuesta para aprender violín consiste en buscar el equilibrio entre mente y cuerpo con el fin de comprender, expresar y disfrutar la música en su verdadera dimensión, explica

Ángel Vargas
 
Periódico La Jornada
Sábado 15 de abril de 2017, p. 5

Renovar el sistema de enseñanza musical es impostergable en gran parte de las escuelas y conservatorios del mundo, considera la violinista Paulina Derbez (Ciudad de México, 1973).

Varios de los métodos tradicionales cumplieron ya su función y es necesario adecuarlos a los nuevos tiempos, afirma la también compositora y docente, quien formará parte de la plantilla académica del Festival Music in the Alps, además de participar en varios conciertos.

Ese encuentro musical, dirigido por la reconocida pianista de origen ucranio Irena Portenko, se desarrollará del 27 de julio al 10 de agosto en Bad Gastin, ciudad cercana a Salzburgo, Austria.

La intérprete mexicana, quien radica desde hace varios años en Toronto, Canadá, fue invitada a participar en esa cita veraniega con la finalidad de que comparta los detalles de una propuesta de su autoría para aprender violín.

Es un método holístico que se sustenta en buscar el equilibrio entre mente y cuerpo para comprender, expresar y disfrutar la música en su verdadera dimensión, explica.

Muchos de los métodos tradicionales de estudio musical se concentran sólo en aspectos teóricos y técnicos y desatienden las particularidades físicas, mentales y emocionales del alumno, con lo cual propician en él no sólo estrés innecesario y hasta sufrimiento, sino lesiones físicas.

Sustentado en 15 años de labor pedagógica empírica, el método de Paulina Derbez está disponible en el libro El músico consciente, cuya versión impresa circula con el sello Emdemus y la electrónica por Editorial IMK.

Arte para gozar y compartir

En entrevista con La Jornada, Paulina Derbez destaca que la enseñanza musical predominante, en muchas casos, va en contra de lo que realmente es la misión del arte sonoro que, desde su perspectiva, puede reducirse a las capacidades de gozar y compartir.

Entre los escollos menciona la presión adicional hacia el alumno por los docentes, el estrés que esa situación acarrea, el temor a equivocarse y tener que estudiar a lo largo del curso gran cantidad de material a niveles casi irracionales, sin conciencia de por medio.

¿Cómo es que una actividad que en principio se supone es para disfrutarse y gozarse termina por generar temor y hasta sufrimiento para quien la practica? Allí hay algo que evidentemente está muy mal, expresa la violinista.

Foto
Varios de los métodos tradicionales cumplieron ya su función y es necesario adecuarlos a los nuevos tiempos, afirma la compositora Paulina DerbezFoto Roberto García Ortiz

El aspecto central del método de Paulina Derbez –el cual, según afirma, se aplica en parte en el Conservatorio de Gijón, España, y se encuentra en las bibliotecas de los conservatorios de Puerto Rico, Lugano y Florencia– es recuperar la conciencia dentro del aprendizaje y con ello el gozo por la música al tocar.

Uno de retos consiste en transformar un tiempo de obligación, como es el estudio cotidiano, en una obra de arte y allí el proceso cambia por completo.

A su decir, los métodos tradicionales de educación musical han olvidado que cada alumno es diferente y que la relación profesor-pupilo se debe abordar de manera distinta, holística, en este caso (...) Al final, es también que el alumno se vuelva un excelente maestro de sí mismo.

Según la intérprete y docente, en la enseñanza musical persiste un divorcio entre las partes física y emocional del alumno o del músico.

Se ignora que, al igual que los bailarines y los actores, los intérpretes musicales deben tener una preparación física y emocional, pues están sujetos a una exigencia atlética y al mismo tiempo a un conjunto de emociones, desde las personales hasta las que encierra la obra que ejecutan, explica Paulina Derbez.

Uno se vuelve un actor sonoro al tocar, añade la autora, para quien también es indispensable lograr una conexión en diferentes planos con la pieza que se interpreta.

Se debe estar realmente conectado con la obra. Si no hay esa conexión, que es anímica, a lo mejor sale bien la pieza, pero no trasciende. Hasta que se tenga esa conexión con la obra es que a uno logrará trascender en el escenario. Es una conexión con el cuerpo, la mente, las emociones y el sonido.

Los interesados en asistir al curso de Paulina Derbez en el Festival Music in the Alps pueden consultar la página web www.musicinthealps.com o en el correo electrónico info@paulinaderbez.com. Las inscripciones cierran el 27 de mayo.