Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 20 de abril de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Estudio del Hospital Infantil revela relación con la pobreza

En México, 20% de los niños tienen algún tipo de deficiencia del desarrollo
Ángeles Cruz Martínez
Enviada
Periódico La Jornada
Jueves 20 de abril de 2017, p. 38

Pachuca, Hgo.

Veinte por ciento de los niños en México tiene algún tipo de deficiencia del desarrollo. No hablan, presentan retraso cognitivo o no caminan a la edad que deben hacerlo por factores ligados a la pobreza. Así lo demostró una estudio realizado por investigadores de Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG), en colaboración con el Seguro Popular.

Desde hace unos 15 años se sabe en el área de las neurociencias que el desarrollo de los niños se puede estimular desde la gestación por medio de la comunicación que forjen con la mujer embarazada, la cual puede calmarlo, por ejemplo. Si le habla y le canta, el bebé lo recordará una vez que nazca, con lo que se fortalece el apego madre-hijo, afirmó Guillermo Vargas López, investigador del HIMFG.

Parece sencillo y elemental, pero lo que se ha visto en campo, es que las mujeres lo desconocen. No platican con sus bebés durante el embarazo para evitar que otras personas las critiquen o se burlen de ellas.

No sólo eso, la falta de comunicación se mantiene luego del nacimiento: no los tocan, acarician o interactúan con ellos con sonajas u objetos de colores, entre otros elementos que ayudan a la estimulación temprana. Los mismos padres y cuidadores favorecen el retraso en el desarrollo de los niños, afirmó el especialista.

Con base en esos y otros datos aportados por la investigación del HIMFG, ayer se puso en marcha la Estrategia de Desarrollo Infantil para los niños beneficiarios de Prospera, quienes en el aspecto de salud son atendidos, en su mayoría, por el Seguro Popular.

El objetivo es capacitar a las embarazadas y sus parejas sobre las acciones para una mejor crianza desde la gestación, con lo que México será pionero, a escala global, en abordar el tema desde esta etapa. Se trata de anticiparse para que en la fase escolar los niños tengan un mejor aprovechamiento y baje la deserción, explicó Vargas López.

Daniel Aceves, director del componente Prospera del Seguro Popular, destacó la importancia de las acciones de la Estrategia de Desarrollo Infantil, porque la ciencia ha demostrado que el máximo potencial neurológico se alcanza en los niños durante sus dos primeros años de vida. Pero se puede empezar desde que están en el vientre materno.

La evidencia científica permitió aumentar la inversión en el programa de 11.76 pesos por niño, en 2012, a 248 pesos en 2016, para llegar, en una primera etapa, a 1.3 millones de infantes menores de cinco años, hijos de familias beneficiarias de Prospera y con mayores factores de riesgo para un retraso en su desarrollo.

Representantes de los Regímenes Estatales de Protección Social en Salud (REPSS) del país, encargados de la operación del Seguro Popular y en particular de la atención a los beneficiarios de Prospera, se reunieron en esta ciudad para participar en el curso de capacitación sobre el componente educativo comunitario, organizado por la Comisión Nacional de Protección Social en Salud.

Son temas sencillos, pero que los padres de familia desconocen y eso se reflejó en la investigación del HIMFG. Durante los pasados dos años se obtuvo la información de 11 mil infantes, de los cuales 15 por ciento tenía algún problema de desarrollo y cinco por ciento un retraso. De éstos últimos, una cuarta parte de los se explica por alguna falla orgánica.

La mayoría de los problemas se origina por una carencia de estimulación temprana desde la gestación, afirmó el investigador. Por eso los niños a los seis meses de edad no balbucean y llegan al año y algunos hasta los dos años, sin hablar.

Aseguró que el problema es frecuente entre las familias que viven en condiciones de pobreza, porque los papás son muy jóvenes, trabajan y tienen varios hijos.